Asumiremos responsabilidad por

Asumiremos responsabilidad por derrame de Río Sonora en 2014: AMLO

El Presidente López Obrador reiteró que su gobierno asumirá la responsabilidad de atender de manera integral a los afectados por el derrame del Río Sonora, acontecido en 2014 y considerado el peor desastre ambiental de la historia de México.

“Independientemente del plan para la conciliación entre todos los actores involucrados, el compromiso del gobierno federal es actuar. Vamos a resolver lo más pronto posible lo de la atención médica, que el hospital de Ures esté en condiciones para atender a la población”, dijo el mandatario.

Asimismo afirmó que estará pendiente de las acciones conjuntas de la Secretaría de Salud y la del Medio Ambiente y Recursos Naturales, a fin de no quedar solo en el diagnóstico del problema, sino efectuar acciones concretas por solucionar el problema.

Anteriormente representantes de la Semarnat, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, la Secretaría de Salud, de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios y del Instituto de Salud para el Bienestar, sostuvieron una reunión con los presidentes municipales de las comunidades afectadas además de legisladores de la región. También se reunieron con personas afectadas por el derrame.

Sobre el Hospital General de Ures, en Sonora, donde se brindará atención especializada, el secretario de Salud, Jorge Alcocer informó que carece de equipo para atender a la población. La construcción de dicho hospital fue un compromiso por parte de Grupo México, de German Larrea, para resarcir el daño de los habitantes de la zona, no obstante, el inmueble no cumple con las características que debe cumplir un hospital, enfatizó el secretario, por lo que presentó un proyecto de rehabilitación y ampliación del inmueble. 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Relacionado

Recibe las noticias más relevantes del día

¡Suscríbete!