El INE de unos cuantos

El INE de unos cuantos

En días recientes la designación de nuevos consejeros en el INE trajo consigo grandes críticas al papel histórico de la institución y la elección de quienes habrían de ser parte de ella y de quienes lo han sido antiguamente. 

Por un lado, varios actores de la Cuarta Transformación criticaron los perfiles propuestos, pues representaban más de lo mismo. Son personajes cercanos al viejo régimen que podrían simbolizar lo que por años hemos criticado que pasa en el país: elecciones injustas, con fraudes o amañadas. 

Llama la atención lo que hemos visto en estos días, pues mucho antes de la publicación de las quintetas con los perfiles y previo a la denuncia de John Ackerman en medios de comunicación sobre cómo se habían electo estos perfiles, en redes ya se estaba cociendo una estrategia por parte de la oposición.

La campaña #YoDefiendoAlINE fue evidente en redes sociales. Fue una estrategia que estuvo plagada de bots y protagonizada por personajes de la oposición. Fue una estrategia que estuvo plagada de bots y protagonizada por personajes de la oposición como Felipe Calderón y algunos empresarios de la COPARMEX.

Según la investigación de Pandemia Digital y Julián Macías Tovar [1], en el día de activación pudimos ver en redes a alrededor de 3,000 cuentas de Twitter que replicaron el mismo mensaje con el hashtag, muchas de esos usuarios de reciente creación y con nombres que delatan el uso de bots.

Pero el asunto no acaba ahí. Desde antes del día de activación, la COPARMEX abrió el sitio web https://yodefiendoaline.mx/; donde se informa sobre la importancia de la elección de los próximos consejeros del INE y de todas las implicaciones al respecto. Incluso invita a los visitantes del sitio a participar en esta "defensa" a la democracia registrándose en una base de datos.

A pesar de que es positivo que se quiera invitar a los y las ciudadanas a participar de la vida pública del país y a defender sus derechos democráticos, era muy obvio el tono tramposo con el que se pretendía hacer uso de dicha defensa y de dicha discursiva.

Esta campaña llevaba tiempo maquinándose en un intento evidente de la oposición por mantener el tema de su lado y primar una retórica sobre un INE que no fuese “capturado por el gobierno de la 4T”. Como si el gobierno que se ha evidenciado por respetar los principios democráticos y el bien de la nación fuera realmente una amenaza para la institución, incluso cuando el Presidente ha declarado que respeta la autonomía del INE y sus procesos, a pesar de tener sus críticas y diferencias con ciertos actores.

Empieza a hacerse evidente que el Instituto, además de ser un espacio clave para las próximas elecciones y para el viejo régimen, es el último bastión en el que se quiere continuar con las prácticas de corrupción y privilegios de unos cuantos a costa del resto de las instituciones públicas. 

Ejemplos como los discursos y posicionamiento de Lorenzo Córdova o Ciro Murayama son ejemplares para mostrar cómo ciertos actores en el INE se han encargado de partidizar sus posiciones en dicha institución pública, a pesar de que esta requiere de una fuerte imparcialidad. Es necesario acentuar que su tenor es bastante similar a las críticas de Felipe Calderón o actores como Gustavo de Hoyos.

Afortunadamente, la memoria del pueblo es mucho más fuerte que estos intentos mediáticos que emprenden actores que poco de democrático han hecho en sus vidas y en sus carreras políticas.

A pesar de todo esto, sigo creyendo que es importante que hablemos de las necesidades del Instituto, de cómo se han gestado los grandes fraudes democráticos en nuestra nación y sobre todo de los miles de intereses privados que siguen queriendo mantener un régimen que beneficie a sólo a unos pocos.

Con lo que ha sucedido en estos últimos meses, sigue haciéndose evidente que no es suficiente que en las elecciones se le deje la responsabilidad a la institución pública y tampoco es suficiente que nuestra participación política se reduzca al voto. Como lo ha dicho muchas veces Andrés Manuel, necesitamos que la vida pública sea cada vez más pública y que el Pueblo esté involucrado en las decisiones del gobierno. Además de acompañar paso a paso la vida pública de México, hay una lección importantísima que nos enseñaron los fraudes electorales del 2006, del 2012 y del 2015: tenemos que estar presentes el día de la elección en cada casilla; la defensa masiva y popular del voto es algo que debe ser parte de nuestra cultura política. No debemos dejarle una responsabilidad tan grande a unos cuantos.

 

>[1] Recomiendo mucho revisar la investigación y los informes en redes de Pandemia Digital. Para ver su investigación completa sobre la campaña de #YoDefiendoAlINE y los intereses de algunos actores en controlar al INE: https://www.pandemiadigital.net/bots/por-que-empresarios-mexicanos-y-atlas-network-estan-tan-interesados-en-controlar-el-ine/

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Relacionado

Recibe las noticias más relevantes del día

¡Suscríbete!