FOTOGALERÍA. Lujos y excesos del #AviónPresidencial, muestra de cómo gobernaban los neoliberales.

El presidente Andrés Manuel López Obrador encabezó la reunión del Gabinete de Seguridad y la conferencia matutina en el hangar de la Fuerza Aérea Mexicana, donde se encuentra el avión presidencial en tanto se concreta su venta.

“Este avión es un ejemplo de los excesos que se cometieron. Se iba a terminar de pagar por este avión cerca de 7 mil millones de pesos, que fue un financiamiento. Nada más el costo de mantenimiento, de viajes al año, significa alrededor de 150 millones de pesos”, agregó.

El jefe del Ejecutivo recordó que si se hubiera construido el aeropuerto de Texcoco, se tendría que desmontar el hangar de la Fuerza Aérea Mexicana en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, el cual costó casi mil millones de pesos.

“Acabo de inaugurar una ampliación en este aeropuerto, costó 500 millones de pesos. Esto lo cobraron en mil millones”, acotó.

Aseguró que continuará el plan de austeridad republicana para acabar con los lujos, el derroche y la corrupción.

“El presupuesto es dinero del pueblo y se va a destinar siempre a apoyar a la gente que más lo necesita para garantizar el bienestar de nuestro pueblo”, enfatizó.

El avión presidencial es un modelo Boeing 787-8; fue fabricado en 2010 y adquirido por Banobras al término del gobierno de Felipe Calderon en 2012. Posteriormente lo utilizó Enrique Peña Nieto.

Tiene una capacidad de 80 pasajeros más tripulación y cuenta con más de mil 702 horas de vuelo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Relacionado

Recibe las noticias más relevantes del día

¡Suscríbete!