La encuesta y el camino de la Unidad

Por: Israel Castillo

Morena se ha consolidado como una verdadera opción para los mexicanos; es y seguirá siendo la esperanza de México. En 2018 más de 30 millones de mexicanos vieron en Andrés Manuel López Obrador una opción de un auténtico cambio. Pasando el proceso electoral, se tenía contemplada la renovación de los órganos internos de nuestro instituto político, que se postergo un año a petición del compañero Presidente Andrés Manuel. El proceso electivo se celebró en 2019 con muchas irregularidades, incluso en mi asamblea distrital se vivió en un ambiente complicado y confuso. 

El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) decidió anular el proceso interno por muchas inconsistencias y situaciones ocurridas en las asambleas distritales. Así, quedó pendiente la renovación de la dirigencia nacional y demás órganos que constituyen la estructura del partido.

Andrés Manuel propuso la opción de elegir a presidente del CEN por medio de una encuesta y, desde 2019, existe un debate sobre cuál debe ser el método de elección (incluyendo al Secretario General del mismo organismo). Uno de ellos es lo que marca nuestro estatuto (celebración de asambleas distritales, estatales y congreso nacional): que los mismos consejeros electos elijan quien debe ser el compañero al frente del partido. El segundo, que ha traído una controversia entre la misma militancia, es la encuesta ya que, como sabemos, el estatuto no hace mención de este método.

La sentencia del TEPJF emitida en febrero donde ordena al partido elegir a sus dirigentes por medio de la encuesta es controversial, ya que caemos en un debate entre compañeros: algunos se inclinan por apoyar la encuesta y otros no. Esta discusión ha traído discrepancias entre camaradas y ha llegado al grado de descalificarse unos a otros.

La resolución es clara, nos guste o no. Debemos acatarla, pero es la labor de la militancia reformar el estatuto para evitar la intromisión del TEPJF en la vida interna de Morena.

Hay opiniones de militantes en donde mencionan que, si se aplica la encuesta, se viola nuestro estatuto y además se corre con el riesgo de que personajes ajenos a nuestro partido-movimiento elijan su rumbo.

Otros militantes mencionan que en la encuesta deben participar los obradoristas -es decir, todos aquellos que contribuyeron al triunfo de nuestro compañero Presidente- e invitan no ser sectarios en la toma de decisiones y que a todos se les de voz.

Si bien los aspirantes al CEN deben salir electos consejeros en las asambleas distritales y ser consejeros nacionales, por el momento no hay condiciones para que se celebre un proceso interno electivo. Estamos en medio de una pandemia global que ha cobrado la vida de miles de personas; el gobierno junto con las autoridades sanitarias han dicho que evitemos salir, reunirnos, y que debemos aplicar la Sana Distancia, así como tomar todas las medidas para evitar el contagio y la propagación del Covid-19. Tenemos que poner el ejemplo para la ciudadanía y dejar de lado la idea de llevar a cabo las reuniones, porque hay muchos distritos donde las asambleas son de más de 2 mil compañeros. Sería no sólo un error, sino también inhumano, exponer a nuestros militantes, y que pese más la idea de una renovación que la salud de la población.

El debate sobre el método de elección y quién debe presidir el partido, así como la práctica de denostar a los adversarios que no nos agradan o difieren con las ideas de otros debe dejarse a un lado; es una pelea absurda y un sinsentido enfocarnos en esto. Nuestros esfuerzos, ideas y propuestas deben estar en miras a la elección intermedia del 6 de junio del 2021. Estamos en una situación donde la oposición golpista está buscando hacer un frente contra el obradorismo e ir captando el descontento de la población. Nosotros, como partido, nos hemos visto inmovilizados; no estamos haciendo lo que debe ser importante: trabajar en equipo, en unidad y sacar una elección para darle un congreso mayoritario al Presidente con el fin de avanzar con las reformas en favor del pueblo de México y evitar el ascenso de la derecha.

Cada compañero tiene su preferencia sobre quien debe presidir Morena y es respetable. Lo que nos toca a todos como tarea es no apoyar a la división; la oposición busca que lleguemos divididos y peleados. Este sería el campo perfecto para recuperar espacios. Tratemos de buscar todos esa unidad. Ya nos unimos para llevar a Andrés Manuel a la Presidencia, mantengámosla para que ayudarlo a seguir haciendo su gran trabajo en beneficio de Pueblo.

Hago un llamado a mis compañeros y compañeras a dejar a un lado la grilla, la politiquería, las denostaciones y los ataques para que enfoquemos nuestro debate en cómo salir de esto en unidad. El Presidente está haciendo lo que está en sus manos, ayudemos a que al Pueblo le llegue la esperanza.

 

Israel Castillo

Lic. en Administración por la UNAM, Especialista en materia laboral y Recursos Humanos, militante juvenil de base de Morena en el Estado de México.

Twitter: @Isra_nwo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Relacionado

Recibe las noticias más relevantes del día

¡Suscríbete!