junio 13, 2021

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
domingo, 17 enero, 2021
  • Actualidad
  • , Actualidad

analfabeto-politico-o-votoeducado

Lo destacable de la democracia contemporánea es que las elecciones ocupan el lugar que antes se daban a las luchas sangrientas para la transición del poder. Empuñar el crayón negro y marcar una boleta a favor de una de las opciones es como empuñar una espada para imponer la voluntad sobre la del adversario. Hoy, por lo tanto, los cambios del poder político se gestan desde las ideas. Estas pueden ser legales o ilegales, pero a diferencia de la antigüedad, existen consecuencias para quienes las materializa.

En la formulación de ideas, los ciudadanos pueden trascender su propio tiempo y espacio para comunicarse con las nuevas generaciones, su sabiduría como sociedad queda confirmada o descartada al paso de los años. Es entonces que el papel de la educación que cada ciudadano ha recibido del medio en que ha crecido se vuelve determinante pues su familia, amistades, comunidades, centros educativos y hasta medios de comunicación tradicionales y redes sociales contribuyen al éxito o fracaso de un proyecto político para que funcione su país y el mundo en su conjunto.

Si ese es el caso, “¿¡Por qué #$%& la Política no funciona!?”

Responder a esta pregunta es complejo. Primero debemos superar el debate acerca de si la política cumple o no su finalidad y esto conduce a un conjunto de conceptos que es necesario conocer. Arrancando por el principio, si una persona decide participar de la política, ¿cómo lo hace? Siguiendo reglas o creándolas. De la misma manera que un juego tiene sentido sólo si se respetan las reglas, la política también tiene reglas y éstas se encuentran en la Constitución de los ‘Estados’ (lo que se acostumbra a llamar ‘países’).

Todos los Estados tienen Constitución y en ella se reconocen los derechos y obligaciones de sus habitantes y ciudadanía; sin embargo, el contenido de esas constituciones puede ser diferente entre sí: para algunas la política soluciona los problemas mediante el dominio, en otras a través del consenso. 

Si en un Estado la política es sinónimo de conflicto, será permitido y aceptado que unas instituciones dominen a otras, sin oportunidad de participar, opinar, acceder al poder y, en caso de permitirlo, las opiniones contrarias serán perseguidas. Es el tipo de política que consolida a los Estados totalitarios.

El otro extremo es el modelo democrático, donde el consenso y el disenso se enfrentan continuamente, pero el diálogo es el instrumento para llegar a acuerdos y las diferencias son reconocidas, respetadas y honradas. 

La constitución del Estado mexicano es democrática y marca la pauta para hacer realidad las reglas de la modernidad. Por lo tanto, continuamente se observan a grupos que buscan mantener el control sobre la sociedad y a otros que trabajan para que el gobierno se mantenga abierto a todas las ideas. Diariamente los medios de comunicación dan a conocer cómo estos grupos e individuos combaten el conflicto y generan consenso.

Expuesto lo anterior, “¿por qué la política no funciona?” Primero es necesario delimitar la política, ¿de cuál Estado?, ¿del Estado Mexicano? Sus reglas dicen que para cumplir sus objetivos es necesario ejercer la participación comunitaria, social, ciudadana, política, pero hablar de política en democracia es hablar de participación.

Los tipos de participación son, dependiendo del objetivo y compañeros, a) comunitaria, b) social, c) ciudadana y d) política. Comunitaria, respecto a la solución de un problema muy acotado que se resuelve con la cooperación vecinas y vecinos; social, si el problema es resuelto con la ayuda de otras agrupaciones. En ambos casos, la colaboración con el gobierno es nula, en el momento que las agrupaciones se asocian y gestionan ante la autoridad apoyo, se trata de participación ciudadana y, finalmente, la participación política se detona cuando el problema es resuelto empleando los recursos del gobierno, como sus titulares. 

Aunque la participación se distingue para fines científicos, en la práctica cualquiera de esos tipos de participación, ya sea comunitaria, social, ciudadana o política, incide –de hecho- en la política de los Estados modernos democráticos desde los diferentes grupos que existen en su interior, presionando por ver cumplidas sus aspiraciones.

Por ejemplo, las y los políticos buscan el poder político; las organizaciones de la sociedad civil buscan incidir en el contenido de las leyes y/o la administración del poder político y la clase dirigida busca que los políticos no abusen de su poder y les reconozcan su libertad de transitar, comerciar, votar, ser electos a puestos de elección popular y, en suma, el resto de las aspiraciones o necesidades que puede tener un ser humano.

Tanto los políticos, como las organizaciones de la sociedad y la clase dirigida, deben cumplir con la constitución, allí están escritos los Derechos Humanos y cómo se organiza  el poder político para garantizar que, en medio del disenso, sea posible generar consenso para gobernar, legislar y administrar el poder político del Estado. En democracia, esto es posible gracias a las elecciones, México no es la excepción. 

Si en democracia, a mayor conocimiento y congruencia de la participación, mejor es la política, entonces… ¿qué es gobernar?

Gobernar es crear un rumbo. Este destino común al que la gente y sus instituciones aspiran también precisa de conocer cómo está constituido para poder ser ejercido y, en su caso transformado. Es decir: el rumbo que la gente desea darle a su país está también en el conocimiento de las formas de gobierno de los estados democráticos: presidencial, parlamentaria y directorial. La diferencia entre ellas es el número de personas que ejercerán las responsabilidades de representar al gobierno hacia el exterior (jefe de Estado) y administrar el interior (jefe de gobierno). En el caso de la forma de gobierno presidencial, esta responsabilidad está depositada en una sola persona, el presidente. En la forma de gobierno parlamentaria, estas funciones las ejerce el rey (jefe de Estado) y el primer ministro (jefe de gobierno). La forma de gobierno directorial sólo se practica en Suiza y emplea un esquema semejante al de la democracia directa.

Las formas de Estado con que se combinan las formas de gobierno para generar los pesos y contrapesos en el poder político son federal y unitaria. Federal cuando existen diferentes ‘capas’ a las que se llama ‘órdenes de gobierno’; éstos son el federal, estatal y municipal, para representar los intereses de la población y de las entidades federativas. Unitaria cuando el poder está centralizado. Por ejemplo, donde la forma de Estado es federal, existe una cámara de Senadores que representa a las entidades federativas y una cámara de Diputados que representa a la población; donde la forma de estado es unitaria, existe únicamente la Cámara de Diputados, donde se representa a la población.

La política, si es analizada desde el punto de vista meramente electoral, es un proceso más que resultado; es decir, forma un grupo de acuerdos que se sostendrán en el tiempo para gobernar. Los resultados se expondrán en las próximas entradas de este espacio de opinión. En este proceso gobernar es elegir entre varias personas a quienes habrán de gobernar y cuáles leyes habrán de aprobar. La condición necesaria para que esto suceda son las elecciones.

Elecciones 2021

Este año, las elecciones serán el domingo 6 de junio a partir de la instalación de la casilla hasta el cierre. Cabe aclarar que aunque los horarios oficiales son apertura a las  8:00 h. y cierre a las 18:00 h., las casillas podrían abrir más tarde en caso de que la destreza de las y los funcionarios de casilla, el clima o algún incidente así lo provocaran; y cerrar más temprano en caso de que la lista nominal haya votado.

Antes de ese día, toda la ciudadanía prepara sus armas: el conocimiento y las ideas para decidir lo más importante para los próximos años: en manos de quiénes dejarán las decisiones sobre los impuestos y las necesidades comunes. Mientras más grandes sean las exigencias y creatividad, mayores serán las virtudes de quienes gobiernan para que la Política funcione. ¿Estás list@ para ejercer tu #VotoEducado?
 

Relacionado

cooes

Avanza la reducción gradual y eventual eliminación del uso de glifosato

"El Soberano"

12 junio
af7f51fd-138b-47c9-a32e-e1c4aaf08eca-1

Las cinco noticias más importantes de la semana para los obradoristas, del 5 al 12 de junio

"El Soberano"

12 junio
Captura de pantalla (329)

La epidemia no se ha acabado: Hugo López-Gatell

"El Soberano"

11 junio
bettt

Beatriz Mojica recibe constancia de Diputada Local electa en el Distrito 05 de Acapulco

"El Soberano"

11 junio

© 2021 El Soberano. Todos los derechos reservados. Sitio Diseñado y Desarrollado por XXSTUDIO