junio 13, 2021

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
jueves, 21 enero, 2021
¡Reapertura con internado! ¡El
  • Actualidad
  • , Actualidad

¡Reapertura con internado! ¡El Mexe vive!

Por: Jorge Iván Peña

¿Cuál es el riesgo de la reapertura sin internado de la Normal Rural Luis Villarreal del Mexe, Hidalgo?

Era un 4 de junio de 2018 cuando una manta que llevaba escrita la demanda de ponerle fin al receso del Mexe, esperaba colgada del lado norte de la plaza pública en donde el entonces candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador daría un mitin. Debajo de aquella manta y en medio de toda la multitud se encontraban profesores, amas de casa, campesinos, profesionistas y estudiantes que repetían una y otra vez: “El Mexe vive, la lucha sigue”. La esperanza de escuchar el anuncio del cumplimiento de su demanda de la viva voz de quien encabezaba las preferencias electorales tuvo éxito. El candidato presidencial, junto a su anunciado Secretario de Educación Pública, avisó en Ixmiquilpan, Hidalgo, la reapertura de "El Mexe". 

Pasaron 197 días desde aquella tarde en Ixmiquilpan hasta el 18 de diciembre, día en el que ya como Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador pisara el Casco de la Normal Rural Luis Villareal del Mexe, Hidalgo. Su visita fue para presentar el programa educativo “Benito Juárez”, el cual contemplaba la apertura de 100 universidades en todo el país. Dentro de este programa, y bajo la dirección de Raquel Sosa, estaba contemplada la reapertura de “El Mexe”. Al anuncio llegaron cientos de personas de diferentes municipios, profesores democráticos (y también de los charros), egresados de la normal y estudiantes de la FECSM. El anuncio contemplaba la posibilidad de que la Normal Rural comenzara a operar a partir de febrero de 2019; sin embargo -y pese a la demanda de un sector de los asistentes- se deja en claro y se reafirma que la reapertura será sin la modalidad de internado. Así, se niega toda una historia de vida orgánica única de las normales.

Durante la década de 1920 en las Normales Regionales (más adelante convertidas en Normales Rurales) se consideró, dentro de las bases de organización de las normales, la creación de internados. Durante casi todos los gobiernos postrevolucionarios, llevar la alfabetización a los sectores campesinos era una prioridad y para ello se requería de un incontable ejército de profesores. En consecuencia, las Normales Rurales, junto con su internado, fueron la bandera de progreso que el gobierno llevaba a las comunidades rurales. En la Normal Rural convivían y se formaban principalmente los hijos del campesinado, quienes -acorde a los planes de estudio, los objetivos de la Reforma Agraria y a que en 1934 el artículo 3º constitucional contemplaba que la educación que impartiera el Estado sería socialista- se convertían en dirigentes sociales que, además de enseñar a leer, fomentaban la creación de cooperativas, mejoraban técnicas para trabajar la tierra y protegían a los campesinos de los abusos de los caciques locales (mismos que frecuentemente eran también gobernantes). Con el objetivo de tener una organización de dirección política e ideológica, en 1935 fue creada la Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México (FECSM).

La organización del modelo de internado en las normales fue considerada por el entonces Secretario de Educación Pública, José María Puig, como un modelo de familia, en donde el director y su esposa eran los padres; los profesores fungían como hermanos mayores y los estudiantes eran considerados los hermanos menores. Como en toda familia, existía un nexo de cuidado de los unos para con los otros. Dentro de los internados era fácil encontrar círculos de estudio, actividades culturales, deportivas, de trabajo agrícola y de vinculación social; todo ello acompañado de alimento diario (algo que para la mayoría de los normalistas era un privilegio por las condiciones en las que vivían).

En 1943, las normales dejaron de funcionar con el modelo de internado mixto y desde entonces las condiciones fueron distintas. Los internados tuvieron que enfrentar desde recortes presupuestales hasta condiciones de hostigamiento interno. Pero ello no impidió que los normalistas mantuvieran su vinculación social con el campesino y con las luchas populares. Participaron en la revuelta magisterial que encabezó Othón Salazar y sufrieron del cierre de 15 normales por haber participado en el movimiento estudiantil de 1968. Hasta la fecha, las normales han estado presentes en la lucha por la defensa de la educación pública y humanista.

En el 2008, después de los hechos de represión en contra de los normalistas del Mexe por parte del gobierno de Manuel Ángel Núñez Soto y del cierre del internado de la normal de Mactumatzá, Chiapas, el gobierno del estado de Hidalgo ordenó el cierre de la Normal Rural Luis Villareal del Mexe. Actualmente, continúan en operación 17 normales rurales, algunas de ellas aún con internado. Otras mantienen ciertos “privilegios” presupuestales relacionados con la ración alimentaria, pero todas con el estigma negativo generado por los gobiernos neoliberales.

El gobierno de la Cuarta Transformación no logrado recuperar el casco principal de la exhacienda que albergaba a la Normal Rural, ya que aún se encuentra en administración de la Universidad Politécnica de Francisco I. Madero. Como una primera aproximación al cumplimiento del compromiso de López Obrador, fue instalado (en una sede alterna) un plantel de la red de Universales para el Bienestar "Benito Juárez", con la intención de formar a futuros profesionales de la educación, pero para muchos lo pactado es la reapertura de "El Mexe" bajo el esquema de normal rural, y claro, con internado. 

Sin duda alguna la reapertura de "El Mexe" será una gran victoria, no solo para los profesores democráticos, sino para el Pueblo y en especial para los más pobres. La reapertura sin internado, no obstante, es un riesgo para las normales rurales que aún conservan ese modelo. La negativa rotunda de apertura sin internado podría significar un mensaje de lo que les espera a las otras normales rurales: el fin del esquema de internados. La sinrazón al internado, junto al discurso de las autoridades de no querer que la FECSM controle la normal, es un llamado a estar atentos y en alerta máxima.

¡Reapertura con internado! ¡El Mexe vive! 


@ivanwsb
Originario del municipio indígena de Santiago de Anaya, Hgo., egresado con mención honorífica de la Licenciatura en Ciencias Políticas de Administración Pública por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Participante y organizador de diferentes movimientos sociales y estudiantiles.

Relacionado

cooes

Avanza la reducción gradual y eventual eliminación del uso de glifosato

"El Soberano"

12 junio
af7f51fd-138b-47c9-a32e-e1c4aaf08eca-1

Las cinco noticias más importantes de la semana para los obradoristas, del 5 al 12 de junio

"El Soberano"

12 junio
Captura de pantalla (329)

La epidemia no se ha acabado: Hugo López-Gatell

"El Soberano"

11 junio
bettt

Beatriz Mojica recibe constancia de Diputada Local electa en el Distrito 05 de Acapulco

"El Soberano"

11 junio

© 2021 El Soberano. Todos los derechos reservados. Sitio Diseñado y Desarrollado por XXSTUDIO