junio 12, 2021

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
martes, 26 enero, 2021
Participación política: movimi
  • Actualidad
  • , Actualidad

Participación política: movimientos, OSC y partidos

Un movimiento social tiene su proceso de vida. Es decir, en general se articulan personas y grupos alrededor de una o varias demandas frente al Estado con el fin de ser atendidas y resueltas. Dependiendo de su poder e intensidad de confrontación se les hará más o menos caso y se procesarán sus peticiones en diferentes grados de satisfacción. 

El punto más alto de un movimiento llega cuando se incorporan sus demandas más relevantes a la agenda del Estado para ser resueltas. Se puede decir que parte del movimiento se institucionaliza. A partir de ahí, se inicia una importante pérdida de fuerza política de incidencia. Algunos ejemplos podrían ser el Movimiento por la Paz de Javier Sicilia y #yosoy132.

Una organización de la sociedad civil (OSC) igualmente tiene su proceso de vida, aunque con sus particularidades. En general, también nace a partir de la identificación de ciertas problemáticas o demandas que, desde la visión de quienes la impulsan, no han sido atendidas por parte del Estado. Así, cierto grupo de personas aglutinan sus recursos y dan lugar a la conformación de una organización formal que trabaja para incidir en una agenda trazada previamente. En este caso, las dimensiones son menores si las comparamos con las de un movimiento social y, en este sentido, hace más fácil su operación (por ejemplo: MUCD, Article 19, etc.).

En tanto que trabaja a partir de demandas, también una OSC tiende a perder cierta fuerza política cuando han sido atendidas o algunos de sus miembros se incorporan al aparato del Estado como parte de una negociación con los tomadores de decisiones. Es decir: existe también una tendencia hacia la institucionalización en diversos niveles. Esto ha sucedido con organizaciones como Causa en Común, Alto al Secuestro, etc.

Claro que existen casos de OSC que llevan mucho tiempo en el campo de la lucha política y son aquellas que han logrado establecer una relación de cooperación con el Estado a partir de los problemas públicos, o que han logrado conseguir recursos económicos provenientes de grandes actores que se encuentran, desde hace mucho tiempo, impulsando diferentes agendas. Sin embargo, no se trata de una manera de llegar a las masas populares. Dentro de esta categoría, podríamos colocar a Regidor MX, Mexicanos Contra la Corrupción, Instituto Simone de Beauvoir, entre otras.

Ahora, dado el marco de democracia electoral, los costos de participación política son altos y para llegar a una base social amplia se requiere mucha gente y muchos recursos. Sí, a partir de las limitaciones de un sistema político como el nuestro, se debe tomar la decisión de volverse partido político o quedarse en un nivel articulación social reducido y a veces inoperante debido a la falta de recursos.

Un movimiento político exitoso con una base social tan amplia como Morena requiere de años de trabajo, miles de personas y recursos de todo tipo. Eso ha resultado en su consolidación como una fuerza política formal, como lo es un partido político. También es cierto que mantiene elementos de un movimiento social. Un Partido-Movimiento que a la fecha no tiene competencia.

Relacionado

af7f51fd-138b-47c9-a32e-e1c4aaf08eca-1

Las cinco noticias más importantes de la semana para los obradoristas, del 5 al 12 de junio

"El Soberano"

12 junio
Captura de pantalla (329)

La epidemia no se ha acabado: Hugo López-Gatell

"El Soberano"

11 junio
bettt

Beatriz Mojica recibe constancia de Diputada Local electa en el Distrito 05 de Acapulco

"El Soberano"

11 junio
navarro

Juan Echeagaray a la Secretaría General de Gobierno, anuncia el Doctor Navarro

"El Soberano"

11 junio

© 2021 El Soberano. Todos los derechos reservados. Sitio Diseñado y Desarrollado por XXSTUDIO