junio 12, 2021

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
martes, 9 febrero, 2021
Solidaridad generacional
  • Actualidad
  • , Actualidad

Solidaridad generacional

El Gobierno de México anunció un plan nacional de vacunación dividido en cinco etapas para aplicación de la vacuna, las cuales se dividen por el tipo de población que las recibe. 

De esta forma, el 2 de febrero de 2021 se abrió el registro en línea para los adultos mayores de 60 años, con el fin de que un funcionario pueda llamarles e informales el día, la hora y el lugar donde serán inmunizados contra covid-19. El objetivo es que de febrero a abril se vacune el resto del personal de salud y personas de 60 años y más.

Una vez que se anunció el sitio web en donde los adultos mayores podrían registrarse, se generó un colapso que provocó que la página estuviera fuera de circulación unas horas; después, volvió a funcionar lo que generó una ola de registros que acabaron con historias conmovedoras respecto a la esperanza que ha generado esta luz al final de un gran y oscuro túnel. 

Sobre ello quiero hablar en esta ocasión; fueron días de mucha frustración al inicio, de desconcierto y de largos e insistentes intentos por registrar a los adultos que nos rodeaban. 

Todo empezó el 2 de febrero, cuando se anunció en la mañanera y poca gente fue tan hábil para captar el mensaje y ser de los afortunados en registrar a sus personas mayores. Poco tiempo tardó en correrse la voz y en la tarde de ese mismo día la página ya era inaccesible, lo cual generó una ola de estrés y frustración por sentir que nuestra gente querida “se estaba quedando fuera”. Entonces vinieron los intentos en la madrugada, desde celular, desde computadora y con diferentes navegadores… y así comenzó a desbordarse una oleada de solidaridad generacional. Hubo personas que hicieron manuales e instructivos, dieron tips y circularon los audios de voz en los chats comunales con la voz triunfante de quienes ya habían logrado registrar a su gente. 

Y así pasaron las horas y conforme el tiempo avanzaba, nos enterábamos de más gente querida ya registrada. La boleta de “registro exitoso” se comenzó a popularizar entre los conocidos y cada una resultaba un triunfo que sabía a gloria. En mi familia paterna, casi todos los tíos mayores de 60 años, se pasaba cuenta de a una larga lista de 13 hermanos y sus cónyuges. El viernes 5 de febrero, la mayor parte estaban ya registrados; sin embargo, solo faltaba el número 7: mi propio padre. A pesar de los intentos, ninguno lográbamos registrarlo, entonces en el chat de primos teníamos a un ejército de jóvenes intentándolo con todos los consejos ya conocidos. Al medio día un primo universitario ¡lo había logrado! 

Primos, amigos, hermanos registraron a sus papás, tíos, abuelos. Fueron días de solidaridad desbordada para registrar a los adultos mayores para la vacuna. Fueron días emocionantes, fueron días de devolverle a la generación que nos precede un poco de lo que ellos han hecho por nosotros.  

 

Relacionado

af7f51fd-138b-47c9-a32e-e1c4aaf08eca-1

Las cinco noticias más importantes de la semana para los obradoristas, del 5 al 12 de junio

"El Soberano"

12 junio
Captura de pantalla (329)

La epidemia no se ha acabado: Hugo López-Gatell

"El Soberano"

11 junio
bettt

Beatriz Mojica recibe constancia de Diputada Local electa en el Distrito 05 de Acapulco

"El Soberano"

11 junio
navarro

Juan Echeagaray a la Secretaría General de Gobierno, anuncia el Doctor Navarro

"El Soberano"

11 junio

© 2021 El Soberano. Todos los derechos reservados. Sitio Diseñado y Desarrollado por XXSTUDIO