junio 15, 2021

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
martes, 23 marzo, 2021
  • Actualidad

Juventudes: instrúyanse, agítense y organícense

Las juventudes son el cambio en todos los ámbitos sociales —tanto público como privado— que sustituye a la generación que actualmente participa en las actividades productivas y sociales. Esta tendencia se repite, ocurriendo cíclicamente: las actuales juventudes pasarán a ocupar espacios de los adultos y los adolescentes el de las actuales juventudes. Sin embargo, el largo tiempo del paradigma neoliberal — soporte estructural del sistema capitalista— y sus administraciones han diseminado la idea de que las juventudes son "el futuro de México" y para que creamos que seremos el cambio generacional del futuro inmediato. 

No obstante, la plataforma ideológica en la que se ubica ese pensamiento encubre el privilegio de la pulcritud de la clase alta y de la clase política, donde solo un grupo muy reducido de las juventudes aspirará a ser el relevo generacional gobernante en el país, mientras que grueso de las juventudes —de la clase obrera y media— serán simplemente desterradas, desechadas y expulsadas a la marginación. Esto perpetúa el ciclo de comportamiento de la situación del proletariado: participa el papá o la mamá —o los dos— y en el futuro, dejarán de ser obreros porque que ya no serán funcionales al sistema económico capitalista  y sus descendientes —jóvenes— ocuparán estos espacios.  

El ciclo de la reproducción de capital variable —fuerza de trabajo— se repetirá constantemente porque las condiciones propias del sistema los obligará a eso: un día el joven pasará a ser un adulto funcional y se integrará a la población económicamente activa, continuará su ciclo de vida y morirá. Sus descendientes ocuparán el espacio que sus progenitores vayan desocupando en la población económicamente activa, continuando el ciclo de reproducción de la fuerza de trabajo —la clase obrera—.

En la entrega anterior hablamos de la juventud de manera singular e individual como un carácter aislado y despolitizado, sin ver la diversidad de juventudes que se integra en las distintas clases sociales que compone en la sociedad en general. En cada estrato social se ubican juventudes con diferentes problemáticas, intereses, metas y sueños por alcanzar.

Por lo tanto, las juventudes son una subsociedad también se dictan por clase sociales; no obstante, en la sociedad en general existen la clase dominada — obrera—  y la clase dominante —empresaria—; esta controla las instituciones del Estado, como el gobierno que administra los recursos públicos del país. Ambos grupos son, en esencia, antagónicos porque representan diferentes intereses. Del mismo modo, la subsociedad de sus juventudes son antagónicas entre ellas.  

Una de las dificultades que sufren las juventudes en la vida pública es la escasa conciencia política —como sucede en la sociedad en general— de manera colectiva y organizada. Se quedan inmersas en la enajenación que impone el capitalismo, con una concepción individualista para abordar las problemáticas de todas las clases sociales, sin excepción. Sin embargo, es aún más complejo en las juventudes obreras por la dinámica de precaria y marginada de vida que, además, enfrenta la carencia de no tener el privilegio de cursar en un centro educativo o un trabajo formal que cumpla una jornada laboral de 8 horas. Esta situación hace más complicadas la organización y la agitación política para resolver las problemáticas que los embargan.

Una tarea pendiente de la Cuarta Transformación es involucrar en la vida pública a la totalidad a la sociedad, en particular a las juventudes —un número reducido se involucra para ir resolviendo políticamente las problemáticas de manera colectiva y organizada—. Pero la gran mayoría se encuentra ausente por la falta de empatía hacia la política, derivada de la idea absurda vendida por los gobiernos neoliberales de que "la política es asunto de los políticos", y no del Pueblo —donde también se ubican las juventudes—, el verdadero soberano que resguarda la democracia. 

Ojalá que por fin se avance más apresuradamente para hacer realidad aquel sueño desdibujado por el neoliberalismo, y que las juventudes sí sean el relevo generacional de la vida pública y privada de México.

Juventudes del mundo, uníos. 

Relacionado

c7cae85a-17d4-4527-a3c9-7de6f241b633

¡La lucha sigue! Antonio Attolini anuncia el lanzamiento de su canal de YouTube para seguir combatiendo a los conservadores

"El Soberano"

15 junio
0a6e1dd1-9fdf-4600-85e0-e5e3a12c861a

AMLO agradece a EE.UU. envío de más de 1 millón de vacunas Johnson & Johnson

"El Soberano"

15 junio
9a32418d-2360-48ca-89c8-1d186d6d7de9

AMLO completa esquema de vacunación contra COVID-19: recibe segunda dosis de AstraZeneca

"El Soberano"

15 junio
83fee0e5-0b6c-42b4-83d4-6cf0f9013fc9

Por cumplir con altos estándares internacionales, IBN recibe certificación por sistema de gestión de calidad

"El Soberano"

15 junio

© 2021 El Soberano. Todos los derechos reservados. Sitio Diseñado y Desarrollado por XXSTUDIO