Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email

Escala conflicto por Ley Eléctrica

Por: Diego Iván López

Polémica desde el inicio. Así ha sido la iniciativa preferente del Presidente Andrés Manuel López Obrador que modifica la Ley de la Industria Eléctrica para favorecer a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y relegar a los particulares en la producción eléctrica. El 9 de marzo se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) y un día después se presentó la primera suspensión provisional por parte del federal Juan Pablo Gómez Fierro, quien precisó que —aunque el amparo fue solicitado por la empresa Parque Solar Orejana, que participa en el mercado eléctrico mayorista— la suspensión debe tener efectos generales ya que, de lo contrario, se estaría dando una ventaja competitiva a la quejosa. 

La semana pasada, López Obrador envió una carta al presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Saldívar, sobre actuación del juez que frenó aplicación de reforma eléctrica.  En el documento se cuestionó si Gómez Fierro contaba con las facultades legales para realizar dicho movimiento y se planteó que detrás de la decisión hay intereses corporativos. AMLO mencionó que solicitaría a la Judicatura investigar la actuación del juez; Arturo Saldívar respondió a la carta del Presidente de la República con un “su queja será remitida al área correspondiente”. 

Un segundo juez, Rodrigo de la Peza López Figueroa, se sumó con otras suspensiones provisionales. Sin embargo, el viernes, el juez Gómez Fierro suspendió de forma indefinida la reforma eléctrica de López Obrador. Los tribunales ya la habían frenado mediante una suspensión provisional, pero ahora será de carácter definitivo mientras dura el juicio. Se mantiene, además, su efecto general; es decir: la suspensión beneficia a todas las empresas energéticas, no solo las denunciantes. 

Como respuesta, la diputada federal de Morena, Reyna Ascencio Ortega, presentó una iniciativa que evitaría que el juicio de amparo se utilice para obstaculizar el funcionamiento de las empresas productivas del Estado como Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE). AMLO, en su conferencia matutina, advirtió que si frenan con amparos dicha legislación, promoverá reformas a la Constitución en materia energética.

López Obrador ha sido cuestionado por su intromisión en el poder judicial. Los señalamientos y descalificaciones del Presidente de la República a los jueces deben estar sustentados por un marco jurídico y presentar las pruebas para la ejecución legal de sus argumentos. Es inédito en el México contemporáneo que el titular del Poder Ejecutivo señale públicamente la actuación de algún juez. Anteriormente, el ejecutivo federal sometía a los otros dos Poderes; hay que recordar que el ministro Arturo Zaldívar afirmó que existió presión de Felipe Calderón en los casos de la Guardería ABC y en la liberación de Florence Cassez. 

Existen investigaciones en curso por parte de la Fiscalía General de la República (FGR) de que el Ejecutivo y el Legislativo promovieron la  corrupción desde sus facultades constitucionales, favoreciendo a empresas transnacionales, concretamente en el sector energético, con la aprobación de la reforma energética por sobornos en la Cámara de Diputados y en el Senado en el "Pacto por México", integrado por el PRI, PAN Y PRD, que vuelven a replicar su alianza rumbo a las próximas elecciones en la coalición "Va por México" —formada por Claudio X. González—. ¿El Poder Judicial estará exento de la corrupción?  

López Obrador rompió la pequeña línea entre la separación de los tres poderes, pero puso un tema relevante en la discusión pública y que no se había cuestionado anteriormente. Siempre se revisa la actuación del Legislativo y el Ejecutivo federal, pero nunca a los que deben impartir justicia, el Poder Judicial. La corrupción se ha perpetrado en prácticamente todas las instituciones del Estado mexicano, ¿será el Poder Judicial ajeno a este fenómeno? Magistrados y jueces han sido colocados por intereses políticos y económicos. El caso más relevante es el del exministro Eduardo Medina Mora —señalado por su cercanía con los expresidentes Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto—, quien protagonizó diversos escándalos, tanto por sus votos en la Corte como por poner "candados" a investigaciones contra exfuncionarios. Lo mismo ocurrió con el exministro José Ramón Cossío, señalado en "La mañanera" de AMLO. 

El cambio de régimen que pretende López Obrador ya abrió el conflicto entre el Poder Ejecutivo y el Poder Judicial. La Ley de la Industria Eléctrica es primordial para el proyecto obradorista, pero se ha topado con la resistencia del poder económico, a la que se suma la suspensión definitiva del juez Gómez Fierro, que estaría protegiendo los intereses económicos de las empresas que se habían visto beneficiadas en el sector energético.


@DiegoI_Lopez
Periodista formado UNAM. Analista político y columnista en Sin línea MX. Autor del blog: Punto crítico.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp

Relacionado