junio 14, 2021

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
martes, 30 marzo, 2021
  • Actualidad

Vacunación y política

Por: Fernando Rosique

La vacunación contra covid-19 en México ha comenzado su fase masiva; se espera que grandes volúmenes de la población reciban cuando menos la primera dosis de una de las tan anheladas vacunas que darían fin a la pandemia que nos aqueja. Este acto emblemático, en la carrera por volver a la “normalidad”, ¿por qué genera molestias en ciertos sectores políticos?

De inicio, vacunar a la población no es algo que esté en discusión, sino cómo y quién realiza dicha encomienda; y es allí donde el fulgor político se hace presente.

La llamada Alianza Federalista no quita un dedo del renglón y pelearon por ser ellos quienes encabezaran la vacunación en sus estados. Lo deseaban en sus términos y sus tiempos. ¿Por qué?
La respuesta puede ser sencilla: vienen las elecciones. Con las miradas puestas en retener cotos políticos en sus estados y ante la avalancha política que representa Morena, reclamaron manejar directamente el programa articulado desde el sector salud nacional, esperando poder disminuir el impacto de la extinción del viejo régimen político. 

La pelea por el manejo de la vacuna se suma a la lista de desafíos que los llamados federalistas han lanzado contra el gobierno de la república, ahora con elecciones en puerta. Si bien se espera que cualquier gobierno actúe frente a amenazas económicas, sociales, y en este caso, biológicas, no esperábamos que naciera una pugna por la “logística” de la vacunación.

Ahora es característico ver la existencia de un déficit en los planteamientos políticos, generalmente de opositores, pues no existe ninguna propuesta sustancial que atraiga al debate, y sobre todo ninguna narrativa que llame la atención de los ciudadanos y los involucre; prácticamente la discusión pública se reduce a reclamos, alusiones al pasado y reacciones a los movimientos que realiza AMLO.

La carencia en la sustancia del debate público no es circunstancial, sino sintomática al reacomodo político del régimen. Incluso dentro de Morena se pueden cristalizar ese tipo de confrontamientos; pero no hay que perder de vista lo fundamental: nos encontramos en un proceso de cambio de régimen.

Dentro este contexto, podríamos entender que el verdadero éxito de la política de vacunación se encuentra en función no solamente del desplegado logístico —cosa que pelean los federalistas— sino del flujo del biológico, que de manera unilateral es controlado por las empresas farmacéuticas productoras y sus contratos preferenciales con naciones inversoras (potencias económicas). Esta es la razón por la cual la vacunación en México estuvo detenida en los primeros días de febrero.

Un hecho afortunado se circunscribe a los acuerdos logrados por el gobierno de la república para que diferentes farmacéuticas surtan a México de vacunas, siendo los pilares: Pfizer, Rusia con Sputnik-V, AstraZeneca y Sinovac de China, donde cada día podemos observar embarques con cantidades cercanas al millón de dosis por entrega, en la medida en que el surtimiento sea regular, también lo será la vacunación. 

Y ha sido acertado comenzar por los grupos más vulnerables, como las personas de la tercera edad, así lo están realizando varios países por recomendaciones de la OMS, pues según la frialdad de los números, son un porcentaje importante en las defunciones que existen en el mundo.

Para concluir, hay que tener presente dos cuestiones. La primera es la escasez de la vacuna —como ya mencioné— porque la demanda está siendo acaparada por los países potencia, provocando efectos como el “turismo de vacunas” (de México a Estados Unidos, por ejemplo). Lo segundo es la necesidad de una comunicación más asertiva dirigida a la población junto con la colaboración de los gobiernos locales para que sean, precisamente las personas más vulnerables, las que se inoculen primero. Vendría bien recordar que la solidaridad es un elemento toral en el camino al final del túnel de esta pandemia.


@ferrosique
Politólogo IBERO, militante de las causas perdidas desde los 16 años, socialista-democrático, de izquierda por formación y convicción. Temas de mi interés y estudio: sistemas de gobierno, partidos políticos, democracia, sociedad y cultura. CDMX. He sido asesor legislativo, servidor público y consultor en comunicación política. 

Relacionado

fff

La Cuarta Transformación llegará al Congreso de Aguascalientes

"El Soberano"

13 junio
cooes

Avanza la reducción gradual y eventual eliminación del uso de glifosato

"El Soberano"

12 junio
af7f51fd-138b-47c9-a32e-e1c4aaf08eca-1

Las cinco noticias más importantes de la semana para los obradoristas, del 5 al 12 de junio

"El Soberano"

12 junio
Captura de pantalla (329)

La epidemia no se ha acabado: Hugo López-Gatell

"El Soberano"

11 junio

© 2021 El Soberano. Todos los derechos reservados. Sitio Diseñado y Desarrollado por XXSTUDIO