Waldo Fernández, diputado local en Nuevo León, se pone a disposición de las autoridades frente a acusaciones por «cumplir con su trabajo»

Waldo Fernández, diputado local de Nuevo León, acudió hoy a la Delegación de la Fiscalía General de la República y se puso a disposición de las autoridades, después de que distintos medios de comunicación reportaran que la Titular del Juzgado Segundo de Distrito en Materia Administrativa dio vista al Ministerio Público Federal para determinar si el Congreso de Nuevo León cometió un delito al convocar y asistir a un periodo extraordinario en donde se determinó el control de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIFE).

El fiscal Juan Lozano recibió al diputado, pero le confirmó que no hay ninguna denuncia o vista de la jueza federal. En consecuencia, Fernández solicitó a la Presidenta del Congreso la presentación de una queja ante el Consejo de la Judicatura bajo el argumento de extralimitación en su resolución. La Titular del Juzgado había ya reconocido que un Tribunal Superior había asentado como improcedente la suspensión definitiva por falta de interés legítimo. Estos elementos, asegura el diputado, pueden suponer una presunta responsabilidad de la jueza por tener algún interés con las partes.

El diputado morenista reiteró que no caerá en chantajes para pedir licencia y que esperará que las autoridades decidan si se incurrió en algún delito, en respuesta al llamado de Eduardo Gaona, coordinador de la bancada emecista, para que los diputados renunciaran y llamaran a sus suplentes.

“Invito a mis compañeros diputados a que vengan y comparezcan ante la institución y ponernos a la disposición de las autoridades, pues lo único que hicimos fue cumplir con nuestro trabajo”, sentenció Fernández.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Relacionado

Recibe las noticias más relevantes del día

¡Suscríbete!