Pluma Patriótica

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
IMG-20210808-WA0009

500 años ¿de conquista o resistencia?

Ahí estaba el asesino del Templo Mayor, el rubio y despiadado conquistador que después de la conquista de Tenochtitlan aún fue capaz de conquistar tres reinos más en el área de Guatemala, montado, imponente, sobre su caballo, no podía creer que unos alzados parapetados en un cerro, estuvieran derrotando españoles; no contaba con que esos indios insurrectos eran de la misma raza de aquellos mexicas a los que había despedazado sin importar si eran hombres, mujeres, niños o ancianos, quiso el destino que fuera a manos de guerreros de origen mexica, llamados caxcanes, por la zona donde había decidido establecerse siglos antes, donde acabara el destino del sanguinario conquistador a quienes los aztecas habían llamado Tonatiuh por sus rubios cabellos que les recordaban el sol.

Esos caxcanes comandados por Tenamaxtli, un guerrero indomable de sangre mexica, estaban junto con otras tribus de la región decididos a acabar con todos los españoles de la Nueva Galicia para posteriormente expulsarlos de la Nueva España, cansados de sus constantes abusos y humillaciones.

Se lanza Alvarado confiado en su victoria si saber que sería su último ataque, herido de muerte por los valientes guerreros emprende la huida junto con lo que queda de su tropa pero a diferencia de la Noche Triste, ahora llamada Noche Victoriosa, el español iba ya con la muerte a sus espaldas. Los españoles para minimizar el acto y no conceder la muerte del conquistador a un grupo de insurrectos, reportan que Alvarado muere por las heridas recibidas al ser golpeado por uno de los caballos de sus soldados cuando se batían en retirada.

La noticia de la muerte de Alvarado corrió por toda la Nueva España llenando de miedo a todos los españoles y de orgullo y esperanzas a los indígenas, los españoles envían un grupo mayor al cerro donde se encontraban quienes acabaron con Alvarado y estando a punto de capturar a Tenamaxtli este logra escapar para encabezar una serie de guerra de guerrillas durante los próximos nueve años.

Nos enseñaron una fotografía, una película lineal de la conquista de México en la que los eventos fueron siempre a favor de quienes llegaron a conquistar y nos ocultaron que junto a esa historia se continuaba desarrollando una lucha y una defensa realizada por culturas que se negaron a morir, que se negaron a ser conquistadas, además de Tenochtitlan había una serie de reinos que se negaron a ser conquistados, si bien muchos de los grupos que protagonizaron la Batalla del Mixtón, donde murió Alvarado, fueron perseguidos y vencidos posteriormente por los españoles junto a guerreros tlaxcaltecas y otros aliados, lo cierto es que hubo muchos grupos y zonas que nunca fueron subyugadas del todo y que aún a la fecha luchan por subsistir, los conquistadores y gobiernos subsecuentes simplemente los sacaron de la historia, cuando podía los volvían a atacar, en algunos casos los ignoraron pensando que quizás así desaparecerían, pero no ha sido así. México sea un crisol de culturas y no todas son de conquistadores y conquistados.

Cansado y confiado en la palabra de los españoles, se entrega Tenamaxtli para ser llevado prisionero a España donde inesperadamente inicia una defensa de los derechos de sus hermanos indígenas con tal resolución y orgullo que distintos historiadores lo han señalado como precursor de derechos humanos a nivel mundial.

500 años México ha logrado defenderse de los intentos coloniales de borrar toda su historia, 500 años se ha ido modelando el hermoso y auténtico país que es hoy.

Y a los extraterrestres, primero investiguen, después opinan.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp

Relacionado