A dos años del Triunfo, la agenda pendiente

compartir

A dos años del Triunfo, la agenda pendiente

Por Xiuh Tenorio | miércoles, 01 de julio del 2020.

“Tan malo el rencor como la soberbia”

Leopoldo Zea

El 1º de julio de 2018, Andrés Manuel López Obrador ganó contundentemente la Presidencia de México. A dos años de ese día, es un buen momento para hacer una pausa y evaluar dónde estamos. Soy de la opinión que el verdadero legado del Presidente López Obrador será haber terminado con el sistema de partidos que emergió después de la Revolución y que duró nueve décadas. No es que la oposición esté desarticulada en la actualidad, es que el sistema de partidos quedó obsoleto.

Nadie puede regatearle a López Obrador que supo ponernos en la disyuntiva de optar por la continuidad de ese modelo, que él ha llamado “neoliberal,” o cambiar por otro que desconocíamos y que hoy todavía no acaba de tomar forma. 

El Presidente López Obrador tiene en sus manos la posibilidad de construir un nuevo entramado institucional que le dé horizonte y certeza a nuestro país. No coincido con quienes creen que eso se va a lograr lacerando al INE o al TEPJF; quienes hoy pregonan por su extinción soslayan que la mayor legitimidad y fuerza de quien gobierna hoy México emana de haber triunfado, a pesar de todo, con las reglas de un juego con el cual no simpatizaba, pero que aprendió a respetar y dominar.

El Presidente debe salirse de la trampa de pelearse con nuestra democracia; su legado también está en fortalecerla. Cambiar el foco a cómo mejorar lo que hoy tenemos debe ser la guía. Gastar menos en elecciones es algo que puede y debe debatirse, pero debe existir certeza y equidad para una competencia política real y vigorosa. 

Al Presidente le quedan cuatro años y medio. Sin embargo, el contexto actual le es adverso, como él mismo lo ha reconocido; la contingencia sanitaria por el COVID-19 le quitó ritmo, se impuso abruptamente y ha dado lugar a nuevos retos. Por supuesto que el principal desafío será económico, donde recuperar el millón de empleos formales perdidos en lo que va de este año debe ser la prioridad. El Presidente todavía está a tiempo de aliarse con las pymes para defender y recuperar los espacios laborales que hoy muchos mexicanos demandan.  

Adicionalmente veo otros cuatro retos prioritarios: 

Austeridad con transparencia. En los últimos meses han surgido una serie de cuestionamientos sobre cómo han actuado algunos funcionarios cercanos a la Presidencia de la República. La respuesta a dichos planteamientos ha sido política. Creo que nadie puede cuestionar la forma austera como vive el Presidente, pero no debe perder de vista que no siempre estará en ese lugar. Si pretende que la austeridad sea parte de su herencia, debería fortalecer todo el andamiaje institucional para que quienes lleguen después de él no tengan más opción que continuar por el mismo camino.  

Concluir con la transformación del Sector Salud. Al iniciar este 2020, el Ejecutivo Federal asumió la mayoría de las facultades de los estados en materia de salud con la extinción del Seguro Popular y el nacimiento del INSABI. Junto a ello se continuó con el modelo centralizado de compra de medicamentos y se declaró la gratuidad de los servicios médicos en todos los niveles de atención. Todo ello ya representaba un reto enorme, si se considera el estado en el que se recibió el sector; por si fuera poco, llegó la epidemia por el coronavirus que ha obligado a cambios más profundos y por supuesto a una inversión de recursos sin precedentes. El sector salud requerirá de arquitectos más que de médicos en los próximos años; la visión del Presidente no es fácil de llevar a la realidad y la vida de miles de mexicanos va en ello.

La Seguridad en la Nueva Normalidad. En los últimos meses tanto en el nivel federal como en las entidades federativas se han observado reducciones significativas en varios de los delitos que más lastiman a los mexicanos. Muchos especialistas han señalado que esto está relacionado con los varios meses estuvimos confinados por la contingencia sanitaria. No obstante, el crimen organizado ha dado muestras en estas últimas semanas de sus alcances, ejemplo de ello son los hechos recientes en Guanajuato y la Ciudad de México. Ante el anhelado regreso a las actividades en todo el país, sin duda será prioritario que la estrategia que ha impulsado el Gobierno de la República, logre contener la violencia y la inseguridad, lo que sin duda sigue siendo un gran desafío. 

Adoptar la agenda de Género. Esta agenda ha quedado invisibilizada en los últimos meses y algunas declaraciones del Presidente han generado aún mayor descontento. La percepción generalizada es que la voz de las mujeres se ha visto desdibujada en esta administración. Son muchos los pendientes históricos en el tema, pero merecen especial atención aquellos que se han evidenciado recientemente como aquellos relacionados con violencia de género, justicia laboral y salarial, así como el reforzamiento de políticas y discursos que contribuyan a derribar los estereotipos de género. 

La agenda de los años por venir es amplia, más con los retos que se ha marcado el Presidente López Obrador, al tiempo que el camino parece estar lleno de obstáculos. Este 1º de julio es una oportunidad para recordar la histórica victoria de hace dos años, pero también es pertinente tener presente que en política uno de los pocos recursos finitos es el tiempo…

Por Xiuh Tenorio | miércoles, 01 de julio del 2020.

Xiuh Tenorio

Xiuh Tenorio.Consultor en Asuntos Públicos; Políticas Públicas Comparadas, FLACSO; Ciencia Política, ITAM; ex Diputado Local CDMX. @XiuhTenorio

Ver todas sus columnas

Comentarios