Altura de miras en Morena: no más división

compartir

Altura de miras en Morena: no más división

Por Ricardo Tirado | jueves, 15 de octubre del 2020.

Es necesario hablar sobre la situación actual de Morena provocada por el proceso de renovación de su dirigencia nacional y tratar de desmentir lo que la derecha quiere hacer creer al Pueblo: que estamos en una tremenda crisis. No es así. 

Morena no es cualquier partido. Estamos hablando de una organización política con aproximadamente 3 millones de militantes y –por los menos- 30 millones de simpatizantes obradoristas, mismos que llevaron a Andrés Manuel a ganar la presidencia en 2018. 

Por lo tanto, es completamente natural que dentro de un movimiento social de tal magnitud existan fricciones y diferencias. Lo que no debemos permitir es que las resistencias externas, encabezadas por una mezquina oposición -cuyo único objetivo es sabotear al gobierno federal y al partido en el poder-, comiencen a tener impacto dentro de la organización. 

Un ejemplo clarísimo es el de Porfirio Muñoz Ledo, quien en su afán de ser el presidente de Morena ha dado a la derecha el contenido necesario para golpetear y tratar de debilitar al partido.  Somos mayoría quienes consideramos legítima su aspiración, mas no se trata de vencer a cualquier costo. No debemos permitir que siga con esa posición tan dañina para la vida interna de Morena. 

Quienes buscan presidir el partido deberían estar actuando en sentido contrario: reconociendo entre ellos mismos que todas y todos son grandes compañeros, gente honesta, valiente y comprometida con la Cuarta Transformación de México. ¿Con qué calidad moral cree don Porfirio que podrá organizar el movimiento rumbo a las elecciones de 2021, si lo único que ha hecho es promover la división y el sectarismo?  No podemos ni debemos solapar ese comportamiento. 

Nosotros -simples mortales, simpatizantes y militantes de a pie- debemos poner el ejemplo. Tenemos que cambiar el discurso, ¡ya! Debemos hablar de unidad y de organización, así como del compromiso más importante: el que se hizo con el Pueblo en 2018 y trabajar duro para cumplirles. 

El proceso de renovación se resolverá muy pronto. Estoy completamente seguro que quien resulte electo hará un gran trabajo. Desde el día uno, se nos informará la ruta en la que habremos de caminar todas y todos, como camaradas que somos. 

Altura de miras, compañeras y compañeros, que los retos más importantes están adelante. ¡Avancemos! 
 

Por Ricardo Tirado | jueves, 15 de octubre del 2020.

Ricardo Tirado

Ricardo Tirado. Estudiante de Ciencias Políticas y Administración Pública por el Institute For Executive Education (IEXE – Escuela de Políticas Públicas). Asesor legislativo. Analista de indicadores de resultados de desarrollo social. Consultor en gestión pública. Columnista.

Ver todas sus columnas

Comentarios