Pluma Patriótica

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
WhatsApp Image 2022-11-30 at 18.14.40

AMLO: “No, primo hermano, eso ya se acabó”

“Cómo contar la historia de México sin Guerrero”: esta frase fue acuñada el día de ayer por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, quien visitó la emblemática colonia de Ciudad Renacimiento, en Acapulco, Guerrero, lugar desde donde se escriben estas líneas y donde supervisó el plan de salud IMSS-Bienestar. Digo que es un sitio emblemático porque esta colonia y sus alrededores de la zona suburbana del puerto turístico fueron olvidados durante años por los neoliberales hasta llegar al punto, que representaban las zonas con mayor pobreza urbana del país.

Su discurso lo comenzó dando una remembranza de la historia patria de nuestro país, puesto que Guerrero ha sido la entidad que ha participado en las cuatro transformaciones de México. No fue raro escuchar, por parte del Presidente, a Guerrero, Juan N. Álvarez y a todos los guerrerenses participantes en el ejército zapatista, pero lo que sin duda fue emotivo fue recordar a dos inolvidables luchadores sociales guerrerenses, Lucio Cabañas y Genaro Vázquez Rojas, quienes lucharon contra el régimen anacrónico representado por el totalitarismo de los gobiernos del PRI de los setentas. Es histórico que un Presidente de la República haya reivindicado a estos titanes de la izquierda mexicana.

El Presidente dijo aquí en Guerrero “no, primo hermano, eso ya se acabó”, en referencia a que ya se acabaron los intermediarios y los “moches” en la aplicación de los programas federales. Cabe destacar que “primo hermano” es una frase muy coloquial en nuestro estado para referirse a otra persona, sobre todo en las costas de este rinconcito suriano, lo cual habla del gran conocimiento que tiene AMLO sobre el país, que conoce como el patio de su casa.

“La gente también se enferma en domingo”, fue una de las frases más motivantes y que tuvo como consecuencia el clamor popular, ya que con esto selló su compromiso para tener dobles turnos de médicos y enfermeras, mejorar el abastecimiento de medicinas y el sistema de salud para tener en Guerrero todas las medicinas y todos los estudios, porque la salud “no es un privilegio, es un derecho”. Se comprometió a que en seis meses regresaría y habría médicos y enfermeras contratados, además que se habrían instalado mínimo 8 salas de hemodiálisis. De cumplirse lo anterior —sobre lo que no tengo duda— nuestro estado se convertiría en un paradigma mundial de lo que sí se puede hacer en poco tiempo en materia de salud.

Igual que este discurso, fue histórica la megamarcha del domingo pasado en el cual más de un millón doscientas mil personas, apoyamos a la cuarta transformación, imágenes inolvidables nos dejó López Obrador, llegando con Claudia Sheinbaum y demás funcionarios al Zócalo abarrotado de apoyo. Esta marcha ha dejado un tablero de la política nacional distinto e inédito, ya que acabamos de vislumbrar que para las elecciones de 2023 y 2024, solo hay dos proyectos de nación: el de la Cuarta Transformación y sus aliados y el de los conservadores, quienes solamente se unen para sus intereses económicos y políticos, sin pensar en el Pueblo y en la patria. Esto puede considerarse un gran reto y una gran responsabilidad para los militantes de Morena y para los gobernantes en los tres órdenes de gobierno emanados de este instituto político, ya que el “humanismo mexicano” ha sido establecido por el luchador social más trascendente de la historia moderna de México. Este puede ser un sistema que perdure durante décadas, sin embargo, todos los que forman parte de este movimiento deben seguir con este pensamiento y sobre todo ejercerlo, ya que la transformación no se dice, se ejerce y en eso deben estar pensando nuestros representantes populares, no en el próximo puesto que van a ocupar, porque “primo hermano, eso ya se acabó”.

En fin, los conservadores están heridos de muerte, vimos a un Ricky Riquín Canallín criticando la megamarcha desde su residencia en Atlanta, Georgia. Él se autoexilió por tener miedo de enfrentar las consecuencias de sus fechorías y eso solo por citar a alguien de la derecha, porque de Alito ni hablamos; está tan desprestigiado que es el peor enemigo del PRI.

P.D. local: mucho éxito a Pablo Amílcar Sandoval, quien rinde su primer informe como Diputado Federal de Guerrero, por el Distrito IV de Acapulco.

P.D. nacional: estemos pendientes de la reforma electoral, creo que saldrán cosas muy buenas, dignas de estudiarse.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp

Relacionado