junio 13, 2021

Pluma Patriótica

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
lunes, 24 mayo, 2021
IMG-20210523-WA0024-big

Aquellos que destruyeron a México proponen reconstruirlo

Por: Diego Iván López 

El 2018 significó la ruptura con el viejo régimen posrevolucionario. Andrés Manuel López Obrador llegó a la Presidencia de la República después del agotamiento de un sistema político de casi un siglo. El candidato de izquierda se impuso con el 53% de votos, treinta millones de personas optaron por un cambio de fondo en las estructuras del Estado, impulsadas desde el Ejecutivo Federal. La corrupción, la desigualdad, la violencia desbordada y la impunidad —sobre todo en el sexenio peñista— terminaron por contribuir en el triunfo del tabasqueño aquel primero de julio. 

El descalabro electoral dejo mermada y reducida a una impresentable oposición mediática, partidista y empresarial. El año pasado, el empresario Claudio X. González logró la unificación de los principales partidos políticos opositores a la 4T: PRI, PAN y PRD. Estos partidos fueron enemigos ideológicos durante décadas, hasta la conformación del Pacto por México en donde se selló una alianza que promovió las Reformas Estructurales durante el sexenio de Enrique Peña Nieto. Ahora se unen nuevamente en la coalición ‘Va por México’, que pretende salvar al país de la «Destrucción de Morena». 

Partidos antagónicos —al menos en el discurso— PRI, PAN y PRD tratan de posicionarse nuevamente en un momento de desesperación. Regresan con el apoyo del sector empresarial que ve en López Obrador una amenaza ante sus intereses. Estos partidos traicionaron sus principios y su ideología política para tratar de recuperase después del desplome electoral hace tres años. 

Es irónico que aquellos que ostentaron el poder en México durante las tres últimas décadas pretendan mostrarse como salvadores después de que dejaron a un país despojado, saqueado y ensangrentado; casi hasta el punto de la aniquilación. Esa destrucción de la que hablan en campaña es la que prevaleció en el México profundo. El país vive las consecuencias de las prácticas de corrupción, del enriquecimiento de unos cuantos, de los nexos con el crimen organizado de funcionarios y de la nula impartición de justicia que derivó en los altos índices de impunidad en los que nos encontramos.

El proyecto de nación ejecutado desde Palacio Nacional lleva dos años y medio en proceso de construcción, pero ¿cuáles son las propuestas de la oposición? El eje de campaña de Va por México es la descalificación, la injuria, los señalamientos sin fundamento y también mentiras o verdades a medias de la administración obradorista. La falta de propuestas y de un proyecto político sólido es uno de problemas que enfrenta la oposición, tratan de colocar en la discusión pública a personajes nefastos del pasado y de replicar la campaña sucia en contra de López Obrador en 2006, orquestada por la élite político-empresarial y apoyada por algunos medios de comunicación. 

A ellos no les importa la democracia ni las instituciones, les importa el poder y el dinero. La ambición desmedida por el uso de los recursos públicos es el sello que los caracteriza. Pretenden volver a un pasado que no existe más, no les favoreció el agotamiento de un régimen que terminó por colapsar de forma categórica ante un sector social que históricamente fue relegado y que encontró en el Obradorismo las banderas para un intento de transformación de la vida pública. 

Estamos a dos semanas de las elecciones más grandes de la historia y en donde se definirá el rumbo político de México en los próximos años. Los partidos de oposición se juegan parte de su existencia, quedaron reducidos ante el apabullante avance del lopezobradorismo en el país. ¿Hasta dónde les alcanzará en su colación Va por México?


@DiegoI_Lopez
Periodista formado en UNAM. Analista político y columnista en Sin línea MX. Autor del blog: Punto crítico.

© 2021 El Soberano. Todos los derechos reservados. Sitio Diseñado y Desarrollado por XXSTUDIO