junio 13, 2021

Pluma Patriótica

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
miércoles, 12 febrero, 2020
Del fraude al fake: historia d

Del fraude al fake: historia de un fracaso

La elección de Rosario Piedra para dirigir la Comisión Nacional de Derechos Humanos tiene dos antecedentes inmediatos. El primero de ellos es por todos conocido: la utilización de la CNDH como una herramienta de golpeteo político por parte de los sectores conservadores de la vida pública nacional, que encontraron en su facultad para interponer acciones de inconstitucionalidad una jugosa oportunidad de posicionar todos aquellos temas políticos con los que golpear al Presidente López Obrador, aún a costa de que estos poco tuvieran que ver con los derechos humanos.

No existe un derecho humano a los altos salarios de 600,000 pesos mensuales de ciertos burócratas del estado. Tampoco, a que entre tres familias, como los Zavala, los Calderón o los Gómez del Campo, se repartieran cientos de estancias infantiles como negocio privado aún sin cumplir los requisitos mínimos de higiene y seguridad para los niños, cuando no se inventaban niños fantasma, o duplicaban los censos.

Todas las causas y banderas de la CNDH formaron parte del golpeteo político y fueron completamente ajenas a la defensa de los derechos humanos de las víctimas de de tortura, de abuso de poder por parte de las autoridades, de discriminación, o de cualquier otra forma de violencia contra los Derechos Humanos individuales y colectivos.

El otro antecedente es aún más reciente, y está vinculado a la entrega de la Medalla Belisario Domínguez a Doña Rosario Ibarra de Piedra. Aquí, nace el compromiso de una tarea incumplida por décadas: devolver a las madres información sobre el paradero de sus hijos desaparecidos, asumiendo que una víctima, como es Rosario Piedra, activista por décadas, puede tener la sensibilidad y el acierto que ciertos académicos metidos a políticos no tuvieron.

Y los panistas se encoraginaron por dos motivos: porque perdían una herramienta de golpeteo fundamental, como era la CNDH, y porque el presidente podría afrontar un compromiso: que una víctima con preparación y humanidad se hicera cargo de la CNDH. Todo lo demás es la historia de un fraude: el fraude de que existe una oposición propositiva y constructiva en México.

Para intentar denostar la elección con la que Rosario Piedra sale electa, primero, los panistas suben un video a la red donde afirman que el Senador Monreal vota doble, algo que ellos mismo niegan. Posteriormente, un video de la senadora Martha Guerrero, donde “cuenta” 9 votos: votos que no cuenta, y que en todo caso son 8, porque el 4 y el 5 son el mismo, que se sube y se baja, y posteriormente, otro donde el Senador Primo Dothé olvida un voto: voto que no es más que un papel en blanco, y no una cédula de voto válido. Todo esto, en un órgano colegiado como la Mesa Directiva, donde hay presencia de senadoras panistas, como Lupita Saldaña, que contó los votos, o Lupita Murguía, que cantó el resultado. ¡Virgen de Guadalupe!

Nos han regalado un fin de semana inagotable de FakeNews que sus propios compañeros contrariaban, como Mauricio Kuri, coordinador de los Senadores, contrariando a Mariana Gómez del Campo, pero también un gran fin de semana de meses y Trendings Topics. El día que pierdan el registro, que a este paso, será pronto, vamos a extrañar sus anécdotas, pero no a ellos.

Abraham Mendieta. Analista político experto en discurso político y populismo latinoamericano.

@abrahamendieta

Otros textos del autor:

-Un Estado que ya no les pertenece

-Andrés Manuel está empeñado en ejercer su ciudadanía

 

 

© 2021 El Soberano. Todos los derechos reservados. Sitio Diseñado y Desarrollado por XXSTUDIO