Pluma Patriótica

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
IMG-20210926-WA0030

Democracia: causa obligada

La democracia forma parte de los principios fundamentales en los que descansa y encuentra su razón de ser toda nación, desde un plano sustantivo engloba- una serie de derechos que deben estar garantizados y protegidos- los cuales se hacen validos a través del plano adjetivo de la democracia constituido por las instituciones jurídico-políticas encargadas de la protección y promoción de los derechos frente a terceros y la actuación gubernamental.

La relación existente entre el plano sustantivo y adjetivo de la democracia determina las condiciones mínimas para el buen funcionamiento del sistema democrático, ya que sería entendible ni viable que prevalezca la democracia en aquellos Estados-nación donde existe una vulneración activa a los Derechos Humanos, toda vez que no existiría la posibilidad del ejercicio pleno de la ciudadanía.

Cabe mencionar que sin el correcto funcionamiento institucional del Estado no hay cabida para la existencia de la democracia, ya que al no existir Instituciones que favorezcan, garanticen y protejan al libre ejercicio de los derechos de las y los ciudadanos, no se tendrían constituidos los contrapesos necesarios frente al poder del Estado, por ende, asegurar la correcta división de poderes, el cumplimiento de las leyes y la protección a las instituciones encargadas de velar por los derechos resulta la mejor manera se asegurar el funcionamiento del plano objetivo de la democracia.

Hoy en dia en muchas democracias del mundo se vive una fuerte embestida tanto al plano sustantivo como al plano adjetivo – procedimental, esto a través de acciones políticas que buscan desconocer derechos y a las Instituciones encargadas de garantizarlos y protegerlos. Bajo esta lógica resulta necesario que se reconozcan y se pongan bajo observación aquellos personajes, facciones, organizaciones y partidos políticos que a traves de un manejo hostil del discurso buscan denostar derechos de las minorías bajo argumentos con fuertes connotaciones discriminativas.

Es por ello que la democracia es una causa obligada que engloba la parte sustantiva y adjetiva, que bajo un buen funcionamiento se prevén condiciones mínimas para el aseguramiento del reconocimiento y goce de los derechos, así como el funcionamiento óptimo y legal de las instituciones jurídico-políticas encargadas de velar por estos derechos. Ya que, sin la garantía del correcto funcionamiento del andamiaje sustantivo y adjetivo de la democracia, la ciudadania se encontraría a la intemperie del poder político.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp

Relacionado