junio 14, 2021

Pluma Patriótica

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
jueves, 13 febrero, 2020
El asedio hacia nuestra misión

El asedio hacia nuestra misión diplomática en Bolivia.

En México, la tradición de asilo hacia políticos, científicos, líderes religiosos, artistas y activistas perseguidos ha sido durante la historia, una de nuestras tradiciones diplomáticas que más nos ha caracterizado. En ese mismo sentido, la decisión de otorgarle este derecho al presidente boliviano Evo Morales y a funcionarios de su administración fue constitucional, conforme al artículo 11 y apegado al marco jurídico del Derecho Internacional, de acuerdo las Convenciones de La Habana, Montevideo y las dos de Caracas. Estas convenciones establecen que “corresponde al Estado asilante la calificación de la naturaleza del delito o de los motivos de la persecución,” así como la obligación de respeto hacia la decisión del Estado asilante y la eventual exigencia de salvoconductos. Al día que se escriben estas líneas, se encuentran en nuestros inmuebles diplomáticos, y, por tanto, bajo nuestra soberanía, 9 personas a quienes el Gobierno de México considera se debe garantizar su seguridad, incluyendo 4  personas con órdenes de aprehensión, mismas que fueron notificadas a nuestro país posteriormente al otorgamiento de los asilos.

Desde el pasado 11 de noviembre, en un acto de asedio, violatorio del marco jurídico de asilo diplomático y con la pretensión de intimidar a nuestra misión, personal de inteligencia y seguridad boliviano se encuentra hostigando y vigilando con exageración a nuestra residencia oficial, embajada, al personal acreditado y a los individuos que se encuentran bajo la protección del Estado mexicano. De igual manera, el pasado 23 de diciembre, personal militar boliviano intentó revisar el vehículo oficial de nuestra embajada, debidamente identificado y con pleno goce de su derecho de inviolabilidad.

Esta serie de actos son a todas luces violatorios del Derecho Internacional, conforme a la Convención de Viena sobre Relaciones diplomáticas (1961) en sus artículos 22, 25, 29 y 30. Particularmente, el artículo 22 garantiza la inviolabilidad de los recintos, la obligación del Estado receptor de adoptar todas las medidas en contra de cualquier intrusión o daño, además de señalar que ningún miembro de la misión, mobiliario, medio de transporte o recinto podrá ser inspeccionado o ser objeto de requisa alguna. Por otro lado, el artículo 25 señala la obligación del Estado receptor de otorgar todas las facilidades para el desempeño de las labores en la misión. Así mismo, los artículos 29 y 30 garantizan tanto la inviolabilidad de cualquier agente diplomático como de la residencia oficial. Con base en esta normativa jurídica suscrita por Bolivia, el Gobierno de México ha protestado enérgicamente a estas violaciones en contra de nuestra misión diplomática.

En diplomacia, el respeto a los tratados suscritos es de suma importancia para la convivencia pacífica y armónica de los Estados, pues constituyen las “reglas del juego,” bajo las cuales se rige y guía la comunidad internacional. Por ello, resultan sumamente preocupantes las violaciones al Derecho Internacional de las autoridades de facto bolivianas. Estas violaciones, además de constituir serias transgresiones al marco jurídico y diplomático; abonan a un clima de tensión entre ambos Estados, bajo una realidad geopolítica de gran complejidad en nuestra querida América Latina.

México solamente había padecido una amenaza similar en 1976, después del golpe de Estado en Argentina, cuando el gobierno militar rodeó nuestra embajada y tomó control de las entradas y salidas durante 4 años. Bajo esta amenaza a la legalidad y a nuestra soberanía, es de vital importancia que dejemos filias y fobias a un lado. Todos debemos respaldar al Gobierno de México y a la Secretaría de Relaciones Exteriores en contra del asedio y acoso bajo el cual se encuentran nuestras sedes diplomáticas en Bolivia. Se trata de Derecho Internacional, diplomacia y soberanía, no de política o ideología. Cerremos filas con el canciller Marcelo Ebrard y su excelente equipo de colaboradores, respaldando las acciones jurídicas ante la Corte Internacional de Justicia que México tomará en completa defensa de su soberanía y el Derecho Internacional.

“Entre los individuos, como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz.” Benito Juárez.

 

Andrés Páez Díaz Infante. Estudiante de Relaciones Internacionales en la Universidad Iberoamericana. Demócrata convencido de la izquierda progresista e Integrante del Primer Parlamentario Juvenil de la Ciudad de México.

@andrespaezdi

© 2021 El Soberano. Todos los derechos reservados. Sitio Diseñado y Desarrollado por XXSTUDIO