El conservadurismo y la BOA no han ido a ninguna parte

compartir

El conservadurismo y la BOA no han ido a ninguna parte

Por Rodrigo Cornejo | jueves, 22 de octubre del 2020.

Estos días pasado atestigüé las elecciones de Hidalgo. Fui para ayudar a que salieran a la luz la intimidación y la elección de Estado que se avecinaba. No sabíamos qué tan fuerte sería, pero queríamos que saliera a la luz. Tristemente no nos equivocamos: en Hidalgo se vio la amenaza por parte de la Policía Estatal, la baja participación (debido al constante perifoneo de información falsa de covid-19) y la propaganda negra ultraconservadora (entregada en volantes a los domicilios de los y las hidalguenses). Lo lograron: mancharon la elección a pesar de la labor heroica de los militantes y simpatizantes.

Más allá de los conflictos internos de Morena que jugaron su parte en el resultado de Coahuila y de Hidalgo, debemos de tener una certeza el viejo régimen no va a soltar el control de las entidades que ha convertido en feudos. No será sencillo que se vayan.

Gobernadores reaccionarios y conservadores en Jalisco, Chihuahua, Michoacán, Hidalgo y en muchas otras partes de la República han comenzado una gran ofensiva. ¿Sus aliados? Exgobernadores, poderes fácticos e intereses oscuros. Utilizaron esta elección más reciente como un ejercicio de todo tipo de artimañas que pondrán en práctica para manchar los comicios de 2021.

Aparte de los medios de comunicación en el extranjero financiados enteramente por ellos, de las presiones y de la intimidación ejercidas por las policías municipales, seguramente utilizarán otras artimañas. Grupos organizados que habían estado en otros partidos políticos y en otras fuerzas buscarán la elección interna como un pretexto para manchar no solamente a candidatos y candidatas, sino también influir en el proceso interno. Debemos de tener mucho cuidado con esto.

Miles de simpatizantes honestos de partidos como el PRI, PRD e incluso PAN se han sumado a la Cuarta Transformación porque tienen la seguridad de que es la manera correcta de acabar con la corrupción y devolverle la dignidad al Pueblo. Sin embargo, debemos escudriñar aquellos perfiles que buscan subirse a las contiendas internas para entramparlas, para hacer el trabajo difícil e incluso para abonar a la división de Morena. La BOA teje su largo cuerpo desde Michoacán hasta Coahuila, pasando por Hidalgo y en todos los estados de la república donde se organiza la mal llamada “alianza federalista”. Esto en lo público, pero también por debajo de la mesa se buscará que los y las candidatas que van a participar por Morena en el 2021 tengan un camino difícil con técnicas de guerra sucia. Incluso, ya han intentado usarnos a compañeros morenistas para que nos ataquemos entre nosotros. ¡No pasarán!

Con ojo avizor debemos de advertir, sin paranoia, pero con mucho cuidado, estos intereses extraños. Lo debemos resolver lo de la única manera posible: haciendo política. Debemos saber que la BOA incluso encontrará aliados coyunturales en perfiles que tienen legítimas aspiraciones dentro de nuestro movimiento, pero que se han dejado convencer por estos intereses del régimen anterior para hacerle pensar a la población que Morena está dividido. Ya casi acaba la contienda interna. El Pueblo obradorista se prepara para lo que viene y sin duda, hay que saber que la BOA está vivita y coleando.
 

Por Rodrigo Cornejo | jueves, 22 de octubre del 2020.

Rodrigo Cornejo

Rodrigo Cornejo. Maestrante en Seguridad Pública. Creyente y practicante de la educación popular como herramienta de liberación de los pueblos. Empeñado en la defensa de lo público mediante la soberanía popular. Obradorista para transformar.

Ver todas sus columnas

Comentarios