Pluma Patriótica

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
pp0107pp2

El Doctor López-Gatell tiene razón

El Doctor Hugo López-Gatell, conductor técnico de la pandemia en nuestro país, desató la polémica en los últimos días en redes sociales y medios de comunicación por sus comentarios — durante una entrevista para el Chamuco TV— acerca del uso de la tragedia como arma para golpear al Gobierno de la Cuarta Transformación.

A lo que hacía referencia el Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud era a que la prensa corporativa ocupaba algo tan sensible como la falta de medicamentos para los niños con cáncer para generar desánimo y alarmismo.

Cabría destacar, en primer lugar, que el Doctor López-Gatell jamás deslegitimó el reclamo de los padres, solo dijo algo evidente: los grupos de interés atacan al Gobierno a través de los grandes medios, cuando claramente no conocen el tema y no dan contexto.

Además, es importante mencionar que el desabasto no es nuevo, pues existe desde hace 10 años y tampoco está del todo claro, dicho por la propia Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con cáncer, que exista niños una relación entre los fallecidos y los ajustes de la actual administración en la adquisición de medicinas. Por no mencionar que es falso que no haya medicamentos oncológicos.

Ahora bien, lo expuesto por el Subsecretario es real. Existe un intento por parte de la prensa de golpeteo mediático para intentar crear una falsa narrativa. Y también es cierto que esto ha escalado a una escala internacional, gracias a los grandes conglomerados de comunicación para desestabilizar a un Gobierno democrático y popular como el nuestro.

Todo por una muy sencilla razón: la administración que encabeza el Presidente Andrés Manuel López Obrador está llevando a cabo una lucha de suma importancia para acabar con la corrupción en la compra de medicamentos. Según el propio Doctor López-Gatell Ramírez, se estima que se trata de un negocio de 100 mil millones de pesos al año.

Unas cuantas empresas acapararon el mercado y se niegan a otorgarle los medicamentos al Gobierno si no es bajo el antiguo esquema en el que se vendían a sobreprecio, lo que generó un saqueo sin precedentes en el sistema de salud y donde se beneficiaron empresarios, políticos y medios de comunicación.

Esto ha llevado a que se tenga que buscar alternativas y se compren los medicamentos fuera de México; sin embargo, esto no ha terminado con el problema, pues claramente la lentitud en el abasto sigue afectando a las familias. Lo importante es saber a dónde direccionar los reclamos, no porque las familias no tengan razón, sino porque los medios han optado por enfocar su atención en el Subsecretario.

Los periodistas que descontextualizan los dichos y atacan al Doctor López-Gatell, por falta de ética o por vendidos, no han hecho mucho por investigar la corrupción en la compra de medicamentos ni han trazado la ruta del dinero de las distribuidoras. Saben perfectamente que hay involucrados en la clase política neoliberal, pero su inmoralidad y ganas de volver a recibir pauta del Gobierno puede más que sus ganas de saber la verdad.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp

Relacionado