Pluma Patriótica

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
El osito Bimbo liderando la en

El osito Bimbo liderando la encuesta interna del PAN

A partir de la entrada en vigor de la modificación a la NOM-051 que trajo como resultado el nuevo etiquetado frontal y la prohibición de dibujos animados, celebridades, o personajes infantiles en alimentos chatarra, el señor Daniel Servitje ‒CEO de Grupo Bimbo e hijo de su fundador‒ intentó, de forma tramposa, darle la vuelta a la disposición oficial ignorando las causas y la lucha que hay detrás del nuevo etiquetado claro.

Cabe recordar que diversos colectivos y legisladores del Movimiento dieron la batalla por años en el Congreso para que el #EtiquetadoClaroYa fuera una realidad, pues se sabe que la reforma que impuso a modo la industria chatarra en 2014 para estos efectos, no fue más que una gran simulación en la que prevalecieron sus intereses económicos sobre la crisis de salud que mata a más de 2 millones de mexicanos al año. 

En las últimas semanas, el osito Bimbo ‒aferrado a los productos chatarra‒ desencadenó una serie de memes en redes sociales que, inicialmente, podían calificarse como creativos e incluso chistosos, hasta que la oposición y la tribuna libertaria lo adoptaron como mártir de las libertades y principal víctima de la “dictadura obradorista”. 

Ante esto, quedan de manifiesto: primero, que la industria chatarra pasó de noche las mesas de trabajo en las que se expusieron las preocupaciones de las y los mexicanos respecto al impacto que tienen sus productos en la salud de los niños, y segundo, que los partidos de oposición no solo están dispuestos a seguir lucrando con la salud del Pueblo, sino también a seguir gobernando al servicio de una industria turbia que no tiene un gramo de responsabilidad social. 

La oposición, a pesar de haberse reunido en esa agrupación autodenominada “Sí por México”, está tan carente de ideología, organización y liderazgos, que adoptó al osito Bimbo como cara de su movimiento ‒aunque hay que reconocer que les ha resultado mucho más efectivo que Ricardo Anaya‒. Hoy le lloran a esta caricatura alegando años de tradición mexicana, cuando en realidad es el discurso más fuerte al que se han podido colgar en los últimos dos años. Que no extrañe si en un futuro cercano el señor Lorenzo Servitje se suma a la lista de patrocinadores de Claudio X González.

Valdría la pena que estos partidos tomaran en cuenta que robarse reclamos que no tienen ni pies ni cabeza, y reciclar en la boleta a lo peor de su clase política ‒como Zavala, Quadri o Romero Hicks‒ no gana elecciones. Su profunda lejanía con el Pueblo de México les ha demostrado que un osito genera más simpatía entre el electorado que sus dinosaurios de toda la vida. 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp

Relacionado