Pluma Patriótica

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
El otro brazo de la estrategia

El otro brazo de la estrategia de salud: universidades

Mucho ya se ha escrito sobre el remplazo del Seguro Popular por el Insabi, algunos textos—incluyendo el de la OECD—, destacando la falta de resultados del sistema anterior como clara evidencia de la necesidad de un cambio estructural, pero ayer se puso en la mesa la segunda parte de la estrategia: el engrosamiento del capital humano en el sector salud. En la conferencia matutina del día del lunes, el presidente Andrés Manuel López Obrador junto con la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum anunciaron la creación de la Universidad de la Salud a cargo del gobierno de la capital. 

Para entender la Universidad de la Salud hay que analizarla dentro del contexto de una estrategia más amplia y ambiciosa de fortalecimiento del sector salud. El diagnóstico del presidente es muy claro y atinado, por un lado el Seguro Popular no funciona y apuesta por el Instituto Nacional de Salud para el Bienestar (el ya famoso Insabi) para mejorar la atención, la cobertura y para llegar a más personas. Y para esto, se necesita invertir en más personal de salud. 

Esta universidad estará ubicada en la ahora ex-escuela de ingenieros militares en la cuarta sección del Bosque de Chapultepec, la cual abrirá las puertas a mil estudiantes: 500 de enfermería familiar y comunitaria y 500 de medicina familiar y comunitaria. Si bien la universidad estará a cargo del gobierno de la CDMX, la convocatoria es de carácter nacional y se espera que los y las egresadas regresen a sus comunidades a ejercer su profesión. Recordemos además que se ha prometido un aumento de sueldos a este tipo de profesionistas para incentivar el servicio médico en comunidades rurales. 

La creación de estas universidades es un pilar fundamental en la estrategia general del Ejecutivo para garantizar el derecho constitucional a la salud; un derecho que los gobernantes conservadores buscaron privatizar mediante el debilitamiento del sector público y, de esta manera, poder seguir violando la Constitución en la materia, pero sin necesidad de pagar el costo político inmediato de reformar la misma. 

Además de avanzar en el cumplimiento del Artículo 4 constitucional, con este tipo de políticas públicas se están volviendo a crear oportunidades de movilidad social para un sector olvidado durante la larga noche neoliberal. El presidente López Obrador será recordado, entre otras cosas, porque sabe cómo arraigar sus políticas sociales, pues prácticamente cualquier política pública que impulsa tiene a su vez incorporada otras políticas sociales. Tal y como lo está haciendo en su camino hacia la universalización de la salud pública. 

* Aquí dejamos la liga de la convocatoria para cualquier persona interesada en aplicar a la Universidad de la Salud: https://usalud.cdmx.gob.mx/ 

 

Renata Turrent. Maestra en políticas públicas por UCLA con especialidad
en trabajo social y licenciada en economía por el Tecnológico de Monterrey.
Profesora de desarrollo económico y género en la UNAM y experta
en políticas públicas con enfoque feminista. Ha trabajado
en el desarrollo e implementación de programas
de reinserción para jóvenes privados de su libertad. 

@rturrent

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp

Relacionado