Pluma Patriótica

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
WhatsApp-Image-2021-06-17-at-19.58.55

El PAN, la alianza y su falso triunfalismo

El 6 de junio, esa fecha tan esperada y definitoria sobre qué habría de ocurrir la segunda mitad del sexenio de López Obrador, al fin pasó. Consigo trajo una configuración política nacional nueva que se mantendrá tres años en el caso del Congreso Federal, los distintos Congresos Locales, las alcaldías y las presidencias municipales; y 6 años cuando de las gubernaturas se trata.

Aunque Morena tiene mucho más que celebrar que lamentar, el proceso electoral le resultó agridulce. Menciono esto porque el partido mantuvo la mayoría en la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, ganó 11 de 15 gubernaturas y obtuvo la mayoría en 18 legislaturas locales. Queda claro que el Obradorismo avanzó a nivel nacional. Sin embargo, lo agridulce viene del inusual avance de la alianza conservadora en la Ciudad de México y área metropolitana, siendo la primera de estas una demarcación donde la derecha tenía un cerco que no le permitía avanzar desde hace décadas.

Los partidos del viejo régimen incrementaron su número de curules en la CDMX, triunfaron en 9 alcaldías, y, en el caso del Estado de México no les fue mal en presidencias municipales y puestos en el congreso local. Este suceso en efecto obliga a la dirigencia, militancia y simpatizantes a pensar qué ocurrió estas elecciones intermedias, por qué no logramos que la mayoría social que existe a favor de la Cuarta Transformación se materializara en una mayoría electoral. Aunque cabe recalcar que con todo y las fallas, Morena y aliados obtuvieron la mayoría en el congreso de la ciudad por dos diputados.

Es claro que donde Morena perdió algo faltó saber interpretar de la realidad, que hizo falta interpelar mejor a quienes se identifican con el proyecto liderado por el Presidente López Obrador para que saliera a votar, que hay un descontento de la clase media en esta zona que hay que atender y que es necesario mantener más cercanía con la gente para impedir que caigan en las campañas de odio impulsadas por la alianza conservadora. Pero también es evidente que en el resto del país el Obradorismo se extendió y se continúa consolidando. Tuvo su costo la descentralización de Morena, sí, mas lo que queda es asumir la lección y continuar con la organización, tenemos próximas dos batallas intensas que debemos librar: la consulta de juicio a expresidentes y la revocación de mandato. No hay tiempo para lamentarse. La mayoría está con nosotros, hace falta sacarla a votar, abrir más el diálogo y no dejar de convencer a vecinos, vecinas, familiares y gente que esté en contra de la corrupción, los privilegios y la desigualdad.

Por todo lo anterior es que afirmo contundentemente que el triunfalismo que el PAN y los aliancistas anuncian es falso. Evidentemente su intención es crear la idea de que les fue muy bien, pero cómo puede eso ser cierto si el PAN perdió 2 de 4 gubernaturas que tenía, el PRI dejó ir 7 de 7 y el PRD a duras penas mantuvo el registro. Lo que les queda es colgarse de lo poco que obtuvieron y explotarlo para crear una narrativa irreal, porque además cabe mencionar que ni siquiera es que hayan ganado ellos con propuestas o con un proyecto de nación alternativo, lo que ganó fue su campaña de odio y mentiras. Salieron a decir que estas probablemente serían las últimas elecciones libres, que nos dirigíamos al comunismo, que nos convertiríamos en Venezuela, que las vacunas aplicadas no funcionan, entre una larga lista de mentiras. Por eso digo que la alianza no ganó, triunfó el odio impulsado por ellos.

El Obradorismo tiene todas las de ganar porque hace política desde la esperanza y el amor, el PAN y sus aliados lo hacen desde el miedo y el enojo. No plantean un mejor porvenir, solo rechazan el que está en marcha; no tienen propuestas, únicamente invitan a regresar al pasado. Y como saben que no convencen con la construcción de realidad que plantean, solo les queda una cosa: mentir para asustar y hacer enojar a la gente. No pasarán.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp

Relacionado