Pluma Patriótica

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
IMG-20210727-WA0007

En busca de la unidad americana

Por: Javier Hurtado

El pasado sábado 24 de julio nuestro país fue sede de la conmemoración número 238 del natalicio de Simón Bolívar, una figura importante en varios países de Sudamérica; un Libertador. Fue en medio de este escenario que el Presidente López Obrador dio un mensaje importante frente a 33 representantes de América Latina y el Caribe. Un mensaje que no hace más que avivar la esperanza de una Patria Grande; un sueño posible que, en medio de la lucha que vivimos en contra del imperialismo, representa una ilusión latente de soberanía y hermandad entre naciones unidas por su historia.

En este acto conmemorativo, el Presidente dejó clara su postura frente a una variedad de temas de política exterior. Mencionó a la isla de Cuba y lo justo que resultaría declararla “Patrimonio de la Humanidad” tras haber sufrido mas de 6 décadas de embates económicos y políticos por parte de Estados Unidos. Tocó el asunto de la Doctrina Monroe y cómo, con su incesante intervencionismo, el vecino país del norte parece seguirla aplicando en todo territorio debajo del Rio Bravo. Incluso habló del crecimiento exponencial que ha tenido China en los últimos 30 años. No es coincidencia: el Presidente sabe que en medio de la guerra comercial que Joe Biden ha decidido tomar en contra del país asiático, les conviene más comenzar a ver a nuestro país como un aliado y no como un vecino distante.

De entre todos, lo que más destacó fue ver al Presidente de México abordar cuán necesaria resulta la unidad latinoamericana frente a este tipo de escenarios.

La historia ha tenido líderes americanos que hablan sobre esto y ahora López Obrador busca posicionarse como un representante de este ideal en vista del reciente resurgimiento de la izquierda frente a una derecha neoliberal que se niega a morir. Chile está cerca de sacar por completo cualquier vestigio de la dictadura de Pinochet; en Brasil, la decadencia de Jair Bolsonaro es evidente tras las tumultuosas protestas y Lula se perfila como un fuerte contendiente; en Perú triunfó Pedro Castillo sobre el miedo y le negó el poder a la familia Fujimori. Es un hecho que la derecha pierde terreno, pero a diferencia de lo ocurrido a principios de este siglo, el proceso de cambio ahora también está en México. El Presidente ha entendido el momento global y la importancia de hacer valer nuestra soberanía. Posicionarse como el primer frente a las manos de Estados Unidos, apoyando al resto de los países y ofreciendo alternativas a instituciones serviles como la Organización de los Estados Americanos (OEA) y su líder, Luis Almagro. Nuestro país acaba de mostrar una cara de liderazgo, soberanía y valor, haciendo justicia a los ideales de Simón Bolívar. Algo esperanzador después de décadas de gobiernos de derecha.

Hacer frente a los intereses imperialistas teniendo aliados en el resto del continente es otro paso importante en la transformación. Podrá parecer un imposible, pero como decía Galeano, justo para esto sirven las utopías, para avanzar.


@jav_hurtado
Estudiante de filosofía en la Universidad de Guadalajara. Entusiasta del análisis político. Convencido de que hay esperanza en el porvenir.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp

Relacionado