Pluma Patriótica

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
WhatsApp Image 2021-10-07 at 15.55.36 (1)

En Sonora también “primero las pobres”

En el estado de Sonora se refuerza la transformación que comenzó en 2018. Esto conlleva adaptar las instituciones a un contexto donde es prioridad la atención de las personas en pobreza, pobreza extrema, en situación de vulnerabilidad por carencia social o que se encuentran vulnerables por ingreso. Estas condiciones constituyen lo que se llama “pobreza multidimensional”. Es a estos segmentos de la población a los que se refiere el Presidente cuando habla de “pobres”. En Sonora, dos terceras partes de la población son pobres. Dos. Terceras. Partes.

Esto significa que 782 400 personas se encuentran en pobreza moderada porque tienen al menos una de las seis carencias sociales; es decir: rezago educativo, acceso a servicios de salud, acceso a la seguridad social, calidad de espacios de la vivienda, servicios básicos en la vivienda y el acceso a la alimentación. Además, su ingreso está por debajo de la línea de pobreza por ingresos.

Adicionalmente, 80 600 personas se encuentran en situación de pobreza extrema porque tienen tres o más carencias de las seis posibles y, además, están por debajo de la línea de pobreza extrema por ingresos. Esto significa que, si dedicara su ingreso completo a la adquisición de alimentos, no podría obtener los nutrientes necesarios para tener una vida sana.

Existen también 921 300 personas en situación de vulnerabilidad por carencias sociales que, si bien no son consideradas pobres, presentan una o más de las seis carencias sociales, aunque su ingreso es superior a la línea de pobreza por ingresos.

Finalmente, con base en esta medición multidimensional de la pobreza, en Sonora viven 267 100 personas vulnerables por ingresos, es decir, no están pobres ni presentan carencias sociales, pero su ingreso es inferior o igual a la línea de pobreza extrema por ingresos.

Las personas que no están en pobreza ni vulnerabilidad vulnerables en este estado fronterizo ascienden a un millón diez mil quinientas; esas son las estimaciones de CONEVAL en su Informe de pobreza y evaluación 2020.

A esto se agrega en el mismo informe que en Sonora el 2.3% de la población es indígena (seris, pimas, cucapá, ópatas, mayos, guarijíos, kikapú, yaquis y pápagos); el 5.5% son personas con discapacidad, el 32.8% son menores de edad y el 6.7% son personas adultas mayores. También, según el CENSO de población y vivienda 2020 de INEGI, el grado promedio de escolaridad de la población de 15 años y más es de al menos el primer año de bachillerato; más de medio millón de la población no se encuentra afiliada a ningún servicio de salud, la mitad de la población es mujer y no existen datos certeros acerca de la conformación de la población LGBTTTIQ+.

Si bien Sonora ocupa el lugar 18 respecto al número de habitantes en el país, esta entidad se encuentra entre los 10 estados que más aportan al PIB nacional (que de manera conjunta concentran el 66.1%) junto con Ciudad de México, el Estado de México, Nuevo León, Jalisco, Veracruz de Ignacio de la Llave, Guanajuato, Coahuila de Zaragoza, Baja California, Chihuahua y Puebla.

Esta diversidad social retratada en las estadísticas de CONEVAL e INEGI se inserta en un espacio físico que también es diverso pues se compone de cinco regiones naturales principales y que producen servicios ecosistémicos (madera, agua, semillas, polinización, control de plagas, medicamentos, etc.), que son: 1) el verdadero desierto en la región noroeste, 2) una faja árida y semiárida en las planicies del centro del estado, 3) los deltas de grandes ríos y sus tributarios que drenan hacia el Golfo de California y los ambientes de transición hacia la línea de costa, 4) una faja tropical y subtropical a lo largo del piedemonte de la Sierra Madre Occidental y, 5) una faja templada en las partes de mayor elevación de la Sierra Madre Occidental en los límites con Chihuahua y en las “islas del cielo” de las montañas del noroeste de Sonora.

En consecuencia, el reto es aumentar el número de personas no pobres y nos vulnerables, sin comprometer la flora y la fauna de sus ecosistemas diversos. La integración de la nueva administración pública gubernamental deberá actuar en corresponsabilidad con las organizaciones de la sociedad civil, las universidades, empresas sociales, empresas lucrativas o de otra índole para que este proceso sea eficiente, eficaz, legal y apegado a los valores de la constitución.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp

Relacionado