Pluma Patriótica

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
IMG-20211123-WA0010

¡Es de izquierda!

Siempre tuve la sospecha, pero pensé que era un pensamiento maligno de mi parte, o sea, nada fuera de lo normal. Así soy casi siempre. Pero ahora que lo acaba de confesar, es inútil negarlo: Claudio es de ¡IZQUIERDA!

¡Cómo pude ser tan ingenua! Si siempre lo sospeché, ¡porque tenía todas las características, todas! Para empezar, Claudio es un nini. Ni estudia ni trabaja ni hace absolutamente nada. Siempre anda viendo de dónde saca dinero de los demás; de preferencia quiere donativos. Eso le encanta. En realidad, lo valioso de Claudio es su papá y párenle de contar. El señor vale mucho dinero. ¡Pero cómo no lo vimos antes! ¡Es totalmente un comunista, por eso trae el pelo así, tan largo y descuidado!  Y ojo: no usa barba porque no le sale, no por otra cosa.

Pero ahora me cae el veinte: Claudio es comunista, pero muy comunista. Usa tenis y siempre ha querido quedarse con las casas y el dinero de los demás, igual que los comunistas. Y quiere también ser el único dueño del gobierno y de las empresas del país ¡Le encantan los monopolios! ¡Oh my god, estaba todo tan claro! ¡Qué tontos hemos sido, caray! Por eso controla todos los medios de comunicación. Tiene secuestrado a casi todos: la radio, la tele, muchos artistas, muchos intelectuales, o sea, la mayoría trabajan para él. Está también infiltrado en las universidades, tanto en las públicas como las privadas, en muchísimas ongs, en las iglesias, y en el poder judicial. Y para colmo, ya tiene bajo su control a los partidos de oposición, y los pobres no se han dado cuenta. ¡En cualquier momento podrían comenzar a comerse a los niños! No me puedo imaginar lo que hará Margarita cuando se entere que Claudio es ateo, y que su dios es Mao (un comunista chino, para el que no sepa). Y ahora entiendo: Xóchitl confesó hace poco que era trotskista. Seguro está haciendo una pinza con Claudio para apuntalar desde el Congreso al comunismo y comenzar con las expropiaciones. ¡Con razón siempre ha vivido del gobierno! Chéquenlo: no hay una cosa que hiciera en donde no había dinero del gobierno. Eso hacen los comunistas: VIVEN DEL GOBIERNO. Yo siempre se los dije. ¡Eso no era normal!

Y ahora también me queda muy claro esa manía de Claudio de producir pobres. Le encanta producir pobres. Quiere convertirnos pobres a todos, para controlarnos. Y es un autoritario, como todos los comunistas. No le gusta la democracia. Por eso tiene controlado al INE y quiere ganar las elecciones a como dé lugar. Ahora entiendo: le dan asquito los partidos de oposición, pero no le importa porque quiere a toda costa llegar al poder. ¿Captan?

Y ahora me pregunto: ¿Por qué Loret y Denisse no habrán dicho nada de esto? ¿Será que nadie toma en cuenta a Claudio, que en realidad es la burla de todos? O ¿será que estoy deshidratada? O ¿ ellos también son comunistas y tal vez hasta vampiros?  Y, por otro lado: ¿será que son amigos de Este Señor? ¿O Este Señor es de derecha? Y yo, ¿de qué lado seré? Me urge un terapeuta politizado.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp

Relacionado