Pluma Patriótica

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
WhatsApp Image 2022-06-22 at 6.46.06 PM (1)

Es momento de las mujeres de izquierda en los espacios de toma de decisión

«Hemos ganado una parte, pero ahora nos toca gobernar, que es lo que verdaderamente le va a permitir al Pueblo colombiano vivir en paz, vivir con dignidad, vivir con justicia social y vivir con derechos», dijo Francia Márquez, vicepresidenta electa de Colombia.

El Pueblo colombiano se ha vestido de esperanza y transformación, tras el resultado de las elecciones del pasado domingo 19 de junio de 2022.

La reivindicación de «los nadie» y «las nadie» del Pueblo colombiano es su representación sin ninguna exclusión. Garantizar los derechos en territorios marginados, generar condiciones de igualdad y dignidad para las mujeres es asegurar su respaldo en todas las actividades de la vida pública.

Es así como después de una vida llena de combates por crecer sobreviviendo en una zona repleta de conflictos armados, una mujer afrodescendiente reivindica y pone en alto a todas las mujeres y niñas de Colombia y el mundo.

Es de suma importancia generar las condiciones jurídicas y sociales para que las mujeres podamos hacer política, desde la lucha y en los espacios de toma de decisión. Dejando atrás los miedos e inculcando el orgullo de reconocimiento a nuestras historias de vida para buscar nuevas oportunidades y realizar nuestros sueños.

Esta es una lucha que representa dos caras, por un lado, el combate al racismo, la idea de la existencia de una «superioridad» racial; por otra parte, la resistencia de las mujeres en la búsqueda de la igualdad de oportunidades y llegar a ser ciudadanas plenas.

Ahí radica la importancia de este hecho histórico. Una mujer afrodescendiente de izquierda que ha crecido en un sector marginado y hoy encabeza un proceso de reivindicación que no puede ni debe ser omitido.

No se trata únicamente de política, sino de identidad, para que se observen a través de resultados una garantía de los derechos humanos, salud sexual y reproductiva, así como mayor participación y representación de este sector en la vida económica y política en nuestra región.

Comenzar a ver la lucha desde una perspectiva de igualdad y derechos humanos es de suma importancia, puesto que, aunque las mujeres a través de nuestro combate contra el machismo, hemos ido avanzando en materia de mayores oportunidades dentro de muchos ámbitos, se debe reconocer que ha habido más sectores desplazados que otros dentro del mismo, ya sea por discriminación referida a la zona geográfica, color de piel, apariencia física, cultura, etc.

Los cambios generan condiciones más favorables para la participación de las mujeres en la política, en especial si la figura de uno de los grupos que ha sido marginado e invisibilizado durante muchos años ahora se encuentra legítima y soberanamente en un espacio importante de toma de decisión, eliminando la discriminación contra la mujer.

La representación es un elemento sustancial para poder hablar del principio de igualdad, elecciones en las que los actores son votados por la ciudadanía para que actúen en nombre del Pueblo. Esto tiene que ver con las demandas y necesidades de la ciudadanía y la reivindicación de sus derechos para que la presencia en la vida democrática se vuelva fundamental, así como una igualdad jurídica en cuanto a los derechos políticos de todas.

Las mujeres en cargos de representación popular promueven la lucha de género para lograr una participación igualitaria entre hombres y mujeres, y así poder garantizar el involucramiento de grupos vulnerables como mecanismo para dar respuesta a la crisis de representación política.

Las políticas de igualdad son un proyecto de izquierda y encabezado por las mujeres significa un momento histórico para la humanidad.

Hoy en día hay muchas expresiones del feminismo y, si bien no es un fenómeno uniforme, poder llevar a la práctica políticas públicas ligadas a la redistribución y la seguridad social profundiza la democracia y la igualdad.

¡Viva la institucionalización de las mujeres! ¡Viva la izquierda! ¡Viva Latinoamérica! ¡Viva Colombia!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp

Relacionado