Fideicomisos a revisión

compartir

Fideicomisos a revisión

Por Eurípides Flores | miércoles, 27 de mayo del 2020.

La utilización de la figura del fideicomiso se convirtió en la forma de esquivar un fundamento del gasto público: el principio de anualidad. Dado que los recursos públicos son limitados para atender el cúmulo de necesidades generales suena lógico que todos los ingresos que tiene el gobierno en un año (ejercicio fiscal), se gasten para satisfacerlas. 

Sin embargo como toda regla este principio tiene sus excepciones. Existen ciertos proyectos y programas que requieren de esquemas de administración que aseguren recursos más allá de un ejercicio fiscal o que permitan la combinación de recursos públicos y privados. Para estos casos de excepción la legislación presupuestaria prevé esquemas como los proyectos plurianuales fundamentalmente para proyectos de infraestructura, y los fideicomisos, entre otras posibilidades.

Desafortunadamente la creación del fideicomisos se generalizó en la administración pública con fines diversos a los que genuinamente están dirigidos. En los hechos se crearon fideicomisos para cualquier objeto con el simple ánimo de eludir la anualidad del gasto. 

Como bien se sabe todas las instancias de gobierno que tienen presupuesto público deben gastárselo dentro del año fiscal correspondiente. De lo contrario esos recursos deben reintegrarse a la Tesorería de la Federación en el caso del ámbito federal. El truco está en que con el simple hecho de mandar los recursos a un fideicomiso se consideran ejercidos.

Muchas áreas del gobierno utilizaron este mecanismo para guardar dinero en fideicomisos y tenerlo disponible más allá de un ejercicio fiscal. En muchos de estos casos el objeto de los fideicomisos es ambiguo para poder gastarlos de manera discrecional. 

De acuerdo con el último reporte trimestral de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), al cierre del 2019, el gobierno federal tenía más 337 fideicomisos con una disponibilidad de recursos de $740 mil millones de pesos.

Para tener una idea: la SHCP estima que la caída de los ingresos del gobierno este año será de $297 mil millones de pesos. Es decir, en los fideicomisos hay más de dos veces la cantidad de recursos que se necesitarían para completar el presupuesto del 2020. 

Evidentemente la tarea de revisión debe ser exhaustiva y cuidadosa pero considero que debe hacerse sin la idea de que hay fideicomisos intocables. El Poder Ejecutivo está haciendo su parte con los creados por disposiciones administrativas, ahora toca el turno al legislativo con los creados por mandato de ley.   

Por Eurípides Flores | miércoles, 27 de mayo del 2020.

Eurípides Flores

Euripides Flores. Es colaborador del Grupo Parlamentario de MORENA en la Diputación Federal. Abogado por la Escuela Libre de Derecho de Puebla, con Maestría en Derecho Administrativo por la Universidad Panamericana. Obradorista convencido. @euripidesf

Ver todas sus columnas

Comentarios