junio 13, 2021

Pluma Patriótica

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
domingo, 15 marzo, 2020
Grecia Benavides

Hombres necios

La transición democrática trae consigo acontecimientos como los que se vivieron a lo largo y ancho del país con las marchas del 8 de marzo y con el paro nacional de mujeres el día 9. Se sigue haciendo historia. El movimiento feminista es sin duda el movimiento politizador de las nuevas generaciones. Salimos cientos de miles de mujeres a marchar por el pleno ejercicio de nuestros derechos y la exigencia de justicia para todas. Ni una asesinada más. Ni una violada más. Ni una desaparecida más. Ni una acosada más. 

Comprendo la irritación de ver a opositores al cambio de régimen, los conservadores, que de manera desvergonzada se quieren montar a un movimiento que tiene siglos de historia. Los mismos que años anteriores no habían sido capaces de decir una palabra acerca de las enormes desigualdades que violentan diariamente a todas las mujeres. Pero eso no debe ser lo que acapare nuestra atención.

A finales del siglo XVII Juana de Asbaje escribió este poema “Hombres necios”, y hoy en pleno siglo XXI seguimos viendo la necedad de no entender, o no querer aceptar los cambios. Es irritante ver que hay quienes no alcanzan a ver lo que se está desarrollando. A veces no sé quiénes sienten más rabia, si nosotras por el sistema patriarcal que nos oprime y violenta diariamente, o ustedes porque ya no nos quedamos calladas. 

Se atreven en su necedad a no ver que es este sistema social patriarcal en el que vivimos todas y todos el que hace de los hogares un lugar peligroso para nosotras y que cuando salimos de estos, el peligro no cesa. Se burlan desde el cómodo privilegio, opinan sin que se les pregunte, y muy pocos son los que de verdad están dispuestos a cambiar junto con nosotras la realidad patriarcal injusta. 

Por ello es importante reivindicar al movimiento feminista. Un movimiento científico y vanguardista que se empieza a estructurar en la época moderna del siglo XVII con las categorías de los Estados de leyes: pacto social, ciudadanía, derechos. Amelia Valcárcel nos comparte cuatro características que siempre tiene el feminismo: “Primero es un conjunto teórico explicativo, segundo es una vanguardia de agitación, tercero es una agenda de cumplimiento, y cuarto es un conjunto de acciones no particularmente dirigidas por la vanguardia y a veces impremeditadas, a veces además incluso sorprendentes, que se desprenden de la marcha principal, que ocurren lateralmente y luego se vuelven consustanciales, pero que no estaban premeditadas en origen.” 

Históricamente, el movimiento se ha dividido en tres olas: la primera ola, el feminismo ilustrado del siglo XVIII luchó por el matrimonio voluntario y por el acceso a la educación (leer, escribir, sumar, restar, multiplicar, dividir.) Mary Wollstonecraft con la vindicación de los derechos de la mujer y Olympe de Gouges con la declaración de los derechos de la mujer y la ciudadana son el primer gran paso de la vanguardia feminista. 

El Sufragismo o “la segunda ola” inicia con el manifiesto de Seneca Falls en 1848 y culmina con la Declaración Universal de los Derechos Humanos en 1948. Cien años de movimiento sufragista que exigían la famosa trenza: derechos civiles, derechos educativos y derechos políticos. 

La tercera ola o “el feminismo contemporáneo” viene desde mitad del siglo pasado hasta nuestros días. Luchamos por la Igualdad sustantiva (derechos y obligaciones) y por los derechos sexuales y reproductivos (aborto libre y seguro). Esta tercera ola no la podemos delimitar porque está en construcción y se sigue desarrollando en todo el mundo, incluso en países con sistemas políticos no democráticos. 

El movimiento feminista tiene una fuerza histórica capaz de cambiar la realidad de mujeres y hombres generación tras generación: perfecciona la democracia. Conocer su historia es indispensable para dejarse de necedades. Sin duda la Cuarta Transformación de México –un movimiento profundamente democrático– será feminista. Por el bien de todas primero las pobres. 

 

Grecia Benavides. Feminista regiomontana. Servidora de la Nación. Educadora para la Paz en Derechos Humanos. Laicista.

Twitter:@greciabenavides

© 2021 El Soberano. Todos los derechos reservados. Sitio Diseñado y Desarrollado por XXSTUDIO