Jalisco y su botón de pánico

compartir

Jalisco y su botón de pánico

Por Sofía Lameiro | lunes, 13 de julio del 2020.

La nueva estrategia del ala conservadora es –otra vez- atacar al Dr. Hugo López-Gatell respecto al manejo de la pandemia. No sólo la vileza de –de nuevo- usar la pandemia para sus bajezas políticas, sino por levantarle una campaña de desprestigio en un momento tan delicado para el país y para la salud de la gente.

Desde el inicio de la pandemia se dio un enfoque por estados, dada la importante necesidad de informar el avance en cada territorio, reconociendo también las diferencias que cada uno de ellos tiene. 

Más adelante, la orientación se hizo hacia los municipios, retomando la relevancia de darle atención a cada territorio, con sus peculiaridades y, sobre todo, entendiendo que el reparto poblacional es bastante desigual. 

Evidentemente toda esta especialización se hace con el objetivo de proveer a cada municipio con las medidas necesarias de acuerdo al desarrollo y afectación que tengan por la enfermedad. 

Es importante mencionar todo esto porque, en días recientes, algunos medios de comunicación, políticos y autoridades locales se escandalizaron por las declaraciones del Dr. López-Gatell respecto a la corresponsabilidad de las autoridades locales, a pesar de ser un hecho de conocimiento público. 

Hay que recordarlo porque gracias a esto se ha logrado que algunos estados, en el ánimo de sumar, se implementaran medidas adicionales de acuerdo a las necesidades de sus territorios. Otras, con distintos ánimos, decidieron hacer sus propias estrategias e incluso algunas aprovecharon la coyuntura para sumarse a hacer politiquería. 

Pareciera que hay una tendencia, como mencionaba al principio, por hacer una campaña de desprestigio a la estrategia federal cuando se ha puesto especial empeño en colaborar con todos y todas en un intento por hacer este proceso de la manera adecuada. 

Es evidente que a algunos actores políticos, incluidos los medios de comunicación, les parecería mejor un desastre nacional antes que el beneficio de miles de mexicanos y mexicanas. Lo hemos visto en otros casos y no hay razones para creer que esta es la excepción. 

El caso de Jalisco es emblemático para notar estas diferencias y, en especial, el uso politiquero de algo que merece la mayor seriedad posible. La estrategia estatal ha respondido a las rabietas políticas del gobernador Enrique Alfaro, antes que a las necesidades, particularidades y avances de la pandemia en el estado. 

Desde el inicio, Alfaro se ha demostrado incapaz por asumir la responsabilidad que le corresponde como autoridad sanitaria del estado; ha establecido medidas que resultaron perjudiciales y no precautorias; se ha distanciado de la comunicación y estrategia del, incluso reuniéndose con gobernadores de otras entidades para llevar la contraria. 

Esto llama la atención por la poca efectividad que han tenido las medidas y, sobre todo, por la poca capacidad que ha tenido el gobierno estatal –y, en particular, Alfaro- por apelar a la población y al trabajo en conjunto. 

En este último intento, después de desprestigiar la estrategia federal, aplicó un semáforo propio que no era especializado para cada municipio del estado, para después aflojar las medidas de precaución incluso considerando la apertura de espacios de ocio ante una creciente tendencia de infectados. 

Ahora, la estrategia es modificada de nuevo para aplicar un llamado "botón de emergencia" -que parece más un botón de pánico ante la incapacidad por poner orden en el estado y sus medidas. Esta medida me parece particularmente insensible por la poca prevención que tendrán los negocios para planear un nuevo cierre total. 

Nos queda continuar apelando al comportamiento honesto de las autoridades, a su responsabilidad pública y a reforzar los ejercicios de comunicación para que este fenómeno sea manejable. Podemos seguir llamando a la responsabilidad de la población, a su colaboración y paciencia para que salgamos de esto juntas y juntos. 

Por Sofía Lameiro | lunes, 13 de julio del 2020.

Sofía Lameiro

Licenciada en Ciencias Políticas y Gestión Pública por la Universidad de Guadalajara. Militante de Morena, participó en la organización de la estructura de defensa del voto, colaboró en la Red por la Paridad y la Igualdad en Jalisco y ahora es Servidora de la Nación en Guadalajara.

Ver todas sus columnas

Comentarios