Pluma Patriótica

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email

Un falso Felipe Calderón

Érase una vez la historia de un expresidente que tan convulsionado dejó al país en materia de violencia que hoy reclama para sí y para los suyos la protección privada. Felipe Calderón, así como cualquiera de los demás ciudadanos, no puede recorrer tranquilo las calles del país porque cuando tuvo la oportunidad de gobernar, lejos de combatir a los grupos delincuenciales, su fallida estrategia terminó por fortalecerlos.

Calderón, el cínico, mandó una carta al presidente Andrés Manuel López Obrador el pasado 11 de enero en la que afirmaba no tener solvencia económica y exigió protección personal para los suyos. Se le olvida que de haber hecho un buen papel durante su sexenio no tendría que andar rodeado ahora por un séquito de guaruras y añorando el uniforme militar que alguna vez vistió para apantallar a sus críticos.

Lo cierto es que —ya sin la pensión que le retiró la austeridad republicana— no se acostumbra a vivir sin seguir sangrando al erario, por eso ya pretende un “México Libre”: una especie de franquicia electoral hecha a la medida para ocupar la derecha más rabiosa del México, incluso más extrema que el propio Partido Acción Nacional (PAN).

En años recientes, el exmandatario ha acumulado una serie de derrotas. Además de perder el control del partido que lo llevó al poder, trató de colocar a Margarita Zavala en la presidencia mediante una “candidatura independiente”, un sueño guajiro que se truncó con una declinación temprana por falta de simpatías.

A quien desde el poder ven como “la mano negra” detrás de la rebelión de la Policía Federal a lo más que le ha alcanzado es para que los inconformes con su paso a la Guardia Nacional lo propongan como “líder sindical”.

Por cierto, fue su amigo Genaro García Luna quien como secretario de Seguridad Pública federal comandó una corporación podrida de la que sacó provecho para convertirse en uno de los policías más ricos de todo el mundo. Penosamente reconocido por Forbes en 2013 dentro del top ten de los políticos más corruptos.

Calderón podría participar en los comicios de 2021, afirma que de obtener el registro estaría dispuesto a postularse como candidato a diputado federal al no estar legalmente impedido para ello, una pretendida ruta para perfilar a su grupo hacia el año 2024.

Ya en el 2012 obtuvo una calificación electoral adversa a su gestión. Tan mal le fue que sucedió lo que parecía imposible: el PRI regresó a Los Pinos. Por eso, si piensa que los ciudadanos carecen de memoria, se equivoca. Su persistencia en intentar regresar al poder político indica que no aprendió la lección.

De acuerdo con la Real Academia Española (RAE) cínico es una persona “que actúa con falsedad o desvergüenza descaradas”. Es el retrato del comportamiento de Calderón, quien sólo es víctima de sus propias decisiones.

Jorge Armando Rocha. Periodista y politólogo del Tec de Monterrey.
Es conductor de noticias en ADN40 y fundador de Expediente Noticias.
Ha sido
reportero de la agencia Detrás de la Noticia, Tv Azteca
y conductor titular de informativos en Radiofórmula, MVS Radio
y El Universal Online. 
Rocha cursó dos maestrías con mención honorífica
en administración pública y análisis político y medios de información
en el Tec de Monterrey. Es fundador del portal de noticias
www.expedientenoticias.com

Twitter: @rochaperiodista

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp

Relacionado