Pluma Patriótica

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
IMG-20210723-WA0000

Justicia laboral: se consolida la Reforma presidencial en materia de subcontratación

Con la entrada en vigor el próximo 1º de agosto de la Reforma Laboral en materia de subcontratación, México se apuntala hacia la recuperación económica, generación de empleos, e inversión.

Recordemos que, en abril pasado, a iniciativa del Presidente López Obrador, la Cámara de Diputados y el Senado aprobaron las reformas de 8 ordenamientos federales que regulan las prácticas conocidas como ‘outsourcing’ con cambios a la Ley Federal del Trabajo, la Ley del Seguro Social, la Ley del Instituto del Fondo de la Vivienda para los Trabajadores y el Código Fiscal de la Federación, entre otros.

Pero específicamente, ¿qué es el ‘outsourcing’ o subcontratación?

Esta se trata de la prestación de servicios fuera del centro de trabajo del empleador subcontratista, por medio del uso de recursos humanos especializados, a favor de una empresa contratante en su ubicación, quien se beneficia con esa fuerza de trabajo. Todo con el fin de que el subcontratista se dedique a una actividad normal, específica, principal, accesoria, auxiliar, accidental, entre otras, del negocio que el contratante encomiende para realizar tal actividad.

En México, este mecanismo de contratación está regulado desde 2012 y se ha extendido a diferentes sectores como una forma lícita de organización de la producción. Actualmente, de acuerdo con el INEGI[1], bajo este esquema se encuentran laborando aproximadamente 4.6 millones de personas.

Sin embargo, el gran problema de la subcontratación durante todos estos años fue el abuso y simulación de esta figura, la inmensa mayoría de los trabajadores cayeron en la desprotección, ya que no se les garantizaba el cumplimiento de sus derechos laborales, como la seguridad social. Muchos contribuyentes utilizaron esta figura para disminuir su carga fiscal en el pago de impuestos y en materia de seguridad social.

Es decir: además de violentar los derechos sociales más básicos de los trabajadores, también se dañaba a la hacienda pública.

Atendiendo esta problemática, las modificaciones propuestas por el Presidente López Obrador en noviembre y avaladas por el Congreso de la Unión en abril permitieron que la subcontratación, tanto para empresas como para el gobierno federal, únicamente se enfocaran en servicios especializados.

En otras palabras: se prohíbe la subcontratación de personal y se autoriza la contratación de servicios y obras especializados debidamente registrados en un padrón público administrado por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, para lo que deberán acreditar estar al corriente de sus obligaciones fiscales y de seguridad social, teniendo la obligación de renovar este registro cada tres años.

Con ello, se evita que los patrones eludan el cumplimiento de sus obligaciones laborales y fiscales y, además, se endurecen las sanciones en caso de incumplimiento.

La Secretaria del Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde, informó este miércoles en su cuenta de Twitter que, al día de hoy y a partir de las reformas en la materia, 1,600,000 de trabajadores han salido del esquema de subcontratación y sus derechos ya son reconocidos por sus patrones.

Es decir: pasaron a formar parte de las nóminas las empresas en las que físicamente laboran. Lo anterior equivale aproximadamente al 34.7% de los más de 4.6 millones de personas que laboraban bajo este esquema, de acuerdo con el Censo del INEGI.

La reforma publicada en el Diario Oficial de la Federación el pasado 23 de abril entró en vigor al día siguiente, y estableció también un plazo de tres meses para que las empresas se regulen y cada tres años actualicen su registro ante la dependencia federal.

Sin embargo, en fechas recientes, el Senador Ricardo Monreal, Coordinador de la bancada de Morena en el Senado de la República, presentó una iniciativa para ampliar este plazo, de tres meses, por un mes más, para quedar el primer día de septiembre de 2021 como fecha para la entrada en vigor de los artículos modificados.

Esto fue un gran acierto del legislador detalló que la iniciativa atendía a voces provenientes del sector empresarial, y que ello permitiría dar mayor tiempo para que más empresas se sumaran a atender estas reformas. Por lo que muy seguramente, en un periodo extraordinario, el Congreso de la Unión estará atendiendo nuevamente este tema que es de gran interés nacional.

Al respecto, en su conferencia mañanera de ayer jueves, el Presidente López Obrador vio con buenos ojos esta ampliación y optimista, señaló que “México es de los países con más oportunidades para la inversión en el mundo. Está entre los diez países del mundo más atractivos para la inversión.”

Anunció que en breve se dará a conocer un nuevo paquete de proyectos relacionados con el sector energético, las comunicaciones y otras actividades económicas que abonarán al desarrollo, la creación de empleos y el crecimiento económico.

Sin duda, el escenario nuestro país, pese a la crisis mundial provocada por la pandemia de covid-19, es inmejorable para atraer mayor inversión y esto es de reconocérsele y celebrársele al actual gobierno.


[1] Encuesta Nacional de Empresas, https://www.inegi.org.mx/rnm/index.php/catalog/357/vargrp/VG7

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp

Relacionado