Pluma Patriótica

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
WhatsApp Image 2021-10-04 at 18.34.27 (2)

Justicia para el Pueblo Yaqui

El pasado 28 de septiembre, el Gobierno de México llevó a cabo un acto sin precedentes: la petición de perdón a nombre del Estado por los agravios hacia los pueblos originarios, por los abusos y crímenes cometidos, particularmente contra el heroico Pueblo Yaqui. Se presentó un plan de justicia para reparar —en lo posible— los daños históricos, el despojo y la violencia de la que fueron víctimas. Con este acto da inicio una nueva era de paz, en donde son respetados los derechos inalienables de los pueblos originarios. Se deja claro que son tiempos de cambio en donde los abusos de poder no pueden cometerse nunca más.

La construcción de los acuerdos y del Plan de Justicia para el Pueblo Yaqui comenzó en 2019 por iniciativa del Presidente Andrés Manuel López Obrador y se llevó a cabo mediante un proceso de diálogo entre su gobierno y las autoridades yaquis. Dicho plan es una importante construcción colectiva de propuestas y soluciones acordadas entre los 8 gobernadores del Pueblo, el gobernador de Sonora Alfonso Durazo y por supuesto el Gobierno de la República. Es un acto de justicia inédito.

Uno de los problemas del Pueblo yaqui con la República es que esta, en el pasado, no reconoció el gobierno tradicional y el territorio ancestral de la tribu. En el porfiriato se les despojó de sus tierras y recursos naturales, para otorgarlas a personas ajenas a la etnia. Por ello surgieron los héroes yaquis, por la lucha en defensa de sus territorios, de los recursos y aguas. Fue durante la dictadura porfirista cuando se intensificó la ofensiva, miles fueron esclavizados(as) o deportados a Yucatán y a Quintana Roo. Los que lograron huir se refugiaron en Arizona.

Mediante los acuerdos establecidos con el General Lázaro Cárdenas en 1937 se les ratificó la posesión de 485,235 hectáreas reconocidas como territorio exclusivo; el General fue quien firmó el decreto para que le devolviera al Pueblo parte de su territorio y la mitad de las aguas del río yaqui, aunque el decreto quedó inconcluso.

Son grandiosos los logros obtenidos con el diálogo y trabajo de las autoridades tradicionales yaquis en coordinación con el gobierno de la Cuarta Transformación. Tenemos la suerte de ser testigos de este momento histórico.

Los ejes del plan de justicia para el Pueblo yaqui son muy importantes y ahora son una realidad: se resarcirá con 20,000 hectáreas de territorio, lo cual da cumplimiento al decreto cardenista para garantizar la integridad territorial de la tribu. El Presidente López Obrador firmó un decreto para otorgar ya 2,943 hectáreas a título colectivo, es decir, de tierra comunal. El mandatario firmó otro decreto para la creación de distrito de riego —018 de 126, 259 hectáreas— y su transferencia inmediata al pueblo. Además de la construcción de un acueducto de 158 km, comienza la creación de Universidad del Pueblo yaqui, un hospital regional con 6 unidades médicas rurales y un plan integral de vivienda, que suman una inversión de 11 600 mdp.

Sabemos que reconciliar una historia tan dolorosa no es fácil, sin embargo, resulta un imperativo ético si se quiere transformar profundamente la vida pública de México. Nunca más un país sin los pueblos originarios.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp

Relacionado