Pluma Patriótica

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
IMG-20210914-WA0021

Justicia y reconocimiento

En vísperas de celebrar el bicentenario de la consumación de la guerra de Independencia mexicana, en la capital de la nación se está dando un debate sobre el anuncio que hiciera la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, sobre la reubicación de la famosa escultura de Cristóbal Colón en Paseo de la Reforma para ser sustituda por una pieza que rinda homenaje a la mujer indígena.

Realmente no me sorprende que la oposición cercana a la ultraderecha española se queje del citado anuncio; como tampoco me sorprende la evolución y los cambios urbanos que viven las ciudades con base en su contexto y necesidades a lo largo de su historia, dada mi profesión de arquitecto y urbanista.

En consecuencia, veo natural, y a su vez como un verdadero acierto, que un monumento creado durante el inicio del porfiriato, en aquel Paseo originalmente nombrado como ‘el de la Emperatriz’, y concebido por el emperador conservador Maximiliano de Habsburgo, evolucione para dar pie a un símbolo que exalte la importancia y dignidad de un sector de la población históricamente marginado.

No es secreto que, lamentablemente, en nuestro país aún se respiran el racismo, el clasismo y la misoginia, auspiciados por la derecha conservadora. Sin embargo —y afortunadamente— vivimos una Cuarta Transformación en la vida pública de México que, sin reparos, escucha y atiende las necesidades y cambios que vive nuestra sociedad para mejorar.

Por lo que celebro que nuestra Ciudad de México, y también nuestro país, esté entrando a una etapa en la que los ideales del feminismo, tolerancia e inclusión serán la constante en todos los ámbitos. Más aún en un contexto en el que cada vez son más los llamados hechos en el continente americano para emancipar a nuestras naciones del colonialismo occidental, así como del patriarcal.

Así pues, a los conservadores y fascistas les digo que no se preocupen; la estatua de Colón será reubicada al barrio de Polanco, ya que se reconoce su valor histórico por datar desde el año 1877. Mientras que a la mayoría de mexicanas y mexicanos conscientes y solidarios, los invito a celebrar que en la Avenida más importante de nuestro país, se instalará un homenaje a las mujeres y, sobre todo, a las mujeres indígenas.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp

Relacionado