Pluma Patriótica

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
WhatsApp Image 2023-11-20 at 19.03.42

La falsedad disfrazada de buena onda

Desde que se comenzaron a destapar los perfiles de los actores políticos que deseaban participar para obtener la candidatura a la presidencia de la República, (bueno y no solo ahora, sino ya desde hace tiempo), hemos visto a muchos perfiles pertenecientes a partidos de derecha, ponerse el título de progresistas, cuando sabemos que en realidad no es así.

Lo peor, es que no les importa que la gente se de cuenta de la gran mentira que representan con los discursos tiesos, faltos de significado e ideales, sino que arriba de los espacios de toma de decisión deciden quitarse la máscara y defender una agenda antiderechos.

Este fenómeno es ya bastante común y sobre todo en tiempos electorales, pero resulta interesante observar como cada vez va aumentando conforme avanza el tiempo y a la par del crecimiento de las necesidades de la población, y en específico de los grupos que han sido vulnerados a lo largo de los años.

El domingo 19 de noviembre, Argentina vivió una jornada electoral bastante activa y controversial, por un lado, Sergio Massa, y del lado ultraderechista Javier Milei.

¿Es preocupante el resultado?, la respuesta es sí, se avecinan tiempos difíciles para el Pueblo argentino, y es que no se puede confiar en quién basa su campaña en discursos de odio, así como las propuestas neoliberales de privatizaciones de herramientas del Estado que son Derechos, como la salud y la educación.

Es motivo de intranquilidad y coraje ver cómo la derecha mexicana dice defender a los que menos tienen y se hacen pasar por “buena ondita” en nuestro país, poniéndose el pañuelo del feminismo o intentando defender y representar a quienes por años olvidaron, cuando ayer al saber los resultados de Argentina, todos corrieron a felicitar a una derecha aún más despreciable.

Ojalá los seguidores y militantes de la oposición mexicana comiencen a darse cuenta de las personas que siguen y apoyan, pues sin verdaderos ideales, personalidad ni convicción están totalmente derrotados.

¿Cómo puede ser posible que su candidata presidencial, quien se ha pronunciado como feminista, celebre la eliminación del ministerio de las mujeres, género y diversidad? ¿Cómo puede celebrar el racismo, el clasismo? ¿Cómo es que después de salir adelante vendiendo gelatinas, esté a favor del discurso de la eliminación del ministerio de trabajo, empleo y seguridad social? ¿Por qué si dice luchar por la protección de los grupos vulnerados celebra la eliminación del ministerio de desarrollo social?

No hay mucho que pensar, simplemente todo lo que dice representar es falso, un día no eres de derecha y otro de izquierda, no puedes ponerte un zapato diferente en cada pie, la tibieza no existe en la política, pero la hipocresía sí.

Estoy segura de que la clase trabajadora y las mayorías sociales de Argentina lucharán por sus derechos, tienen la fuerza social necesaria para no permitir sean violentados.

Mientras tanto, en México, hay que estar muy alertas, porque no solo a la candidata X se le cayó la máscara, sino a muchos más que pretenden regresar a los espacios de poder y representan drásticamente lo que tanto daño le ha hecho a Latinoamérica.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp

Relacionado