Pluma Patriótica

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email

La importancia de las Fuerzas Armadas para el bienestar social

Febrero es el mes con varias efemérides militares. Se celebra la Marcha de la Lealtad, el Día de la Fuerza Aérea Mexicana y el del Ejército Mexicano. Es también el mes en que las Fuerzas Armadas reiteran a su Comandante Supremo, Andrés Manuel López Obrador, su lealtad institucional. 

El elogio a la lealtad no es un tema poético: para las Fuerzas Armadas es su principal eje de actuación que les permite reconocer su lugar para la estabilidad de México como un país democrático, así como su importancia para coadyuvar en la transformación del mismo, en el que el poder civil dirige a las instituciones para bienestar de los mexicanos.

El conocimiento y experiencia castrense en auxiliar a la población en casos de desastre y de necesidades públicas como en terremotos, inundaciones o huracanes, así como en acciones cívicas y obras sociales que tiendan al progreso del país, deriva no solo de su conocimiento pleno del territorio nacional por tierra, por aire y por mar, sino también por la lealtad incondicional que les caracteriza, enraizada en su amor por México.

En la ceremonia del 107 aniversario de la Marcha de la Lealtad el 9 de febrero de 2020, las palabras del Secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval González lo prescriben en este sentido: “La lealtad nace en la conciencia de hacer lo correcto y jamás apartarse de la norma. […] Esta virtud es un factor indispensable para la estabilidad de la Nación y contribuye de manera significativa al bienestar del pueblo. […] Ejército, Armada y Fuerza Aérea damos el mejor esfuerzo para cumplir con las misiones orgánicas que tenemos prescritas y las tareas que desarrollamos desde la frontera norte hasta la sur, como a los rubros que tienden al crecimiento y desarrollo del país.” Es así que estamos ante un nuevo paradigma en las Fuerzas Armadas, ahora instituciones transformadas en fuerza productiva para fomento del bienestar social.

El Presidente de México se ha mostrado consciente del acompañamiento de las Fuerzas Armadas para el desarrollo de México en todas sus etapas históricas, por ello, ha sabido cómo utilizar estratégicamente las capacidades institucionales de las tres Fuerzas Armadas Mexicanas e involucrarlas para ser agentes de desarrollo y bienestar del pueblo de México. 

Hasta ahora, es notable la eficacia y eficiencia de dichas instituciones castrenses que le permite al Presidente disponer de proyectos para incentivar la seguridad social, la inversión y el desarrollo nacional con ahorro en tiempo y recursos financieros. De esta forma, los militares no solo ayudarán en la construcción del Aeropuerto “Felipe Ángeles” que se inaugurará el 21 de marzo de 2022, sino también en la construcción de hospitales en la CDMX para incrementar la cobertura de salud, así como 2 mil 700 sucursales del Banco del Bienestar, lo que permitirá que el Gobierno de México pueda tener alcance en todo el territorio nacional con la cobertura necesaria para que todo mexicano tenga acceso a apoyos sociales.

Se observa que las Fuerzas Armadas mexicanas enfrentan una etapa de transformación para involucrarse en una redefinición versátil de sus roles en las relaciones civiles-militares. Este proceso da luz a lo que la investigadora argentina Marina Malamud llama “el nuevo militar flexible”. Ahora estarán incluidas en las necesidades sociales del país, además de las que los tiempos exigen en materia de seguridad, todo ello con el fin de dirigir los esfuerzos institucionales a favor del bienestar de las y los mexicanos. 

De esta manera, la visión del Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas ha humanizado aun más a las instituciones castrenses a partir de las responsabilidades inéditas asignadas a los militares: además de la construcción de infraestructura para el desarrollo nacional, también incrementarán sus acciones para canalizar el apoyo del Gobierno de México a los programas sociales, como ha sido notable ante la reciente participación de la Secretaría de la Defensa Nacional en los Programas “Jóvenes Construyendo el Futuro” y “Sembrando Vida”. Esto es un nuevo paradigma para los militares: ahora se alineará el cumplimiento del deber militar con la búsqueda del bienestar ciudadano.

De esta manera, involucrar a las Fuerzas Armadas en el desarrollo nacional abrirá un nuevo capítulo de las relaciones civiles-militares. No queda más que invertir en ellas para transformar el gasto de defensa, en inversión en defensa, para que éstas puedan incrementar sus acciones a favor del bienestar social y del desarrollo nacional. Ello puede incentivarse en la redacción del Presupuesto de Egresos de la Federación del año 2021, logrando que pueda serle destinado un incremento al actual 0.54% del PIB traducido en 127 mil 586 millones de pesos, que es, además de escaso, el más bajo del continente, a diferencia del promedio mundial que usualmente es de 2.8%. 

Las Fuerzas Armadas se distinguirán por ser el brazo constructor de la Cuarta Transformación para fines de bienestar social. Esta acción es relevante pues no tiene precedente, y será necesaria para seguir impulsando el potencial de progreso que tiene el país, por lo que una mayor asignación de recursos para los institutos militares pudiera incrementar el horizonte de acción para ampliar sus acciones para cubrir necesidades de bienestar social, para lo cual puede contarse con una partida fija dirigida a la construcción de obras sociales que tiendan al progreso del país, como lo sería para ampliar la infraestructura carretera u hospitalaria en una región determinada.

Ante este nuevo canon castrense, la lealtad institucional y los resultados de las Fuerzas Armadas en acciones cívicas a partir de una administración estratégica de sus recursos humanos, financieros y materiales para cumplir con las misiones encomendadas, les permitirán ser partícipes favorablemente en la lucha que realiza el Gobierno de México para incrementar el bienestar social, que progresivamente podrá ayudar a elevar la calidad de vida de los mexicanos en los años futuros.

 

María De Haas Matamoros. Especialista en Seguridad. Tiene estudios de posgrado en Seguridad internacional, nacional e interior. Actualmente es candidata a Doctor en Administración Pública por la Universidad Anáhuac México.

Twitter: @Maria_De_Haas

contacto@mariadehaas.com

Instagram @Maria.De.Haas

www.mariadehaas.com

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp

Relacionado