junio 12, 2021

Pluma Patriótica

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
jueves, 13 febrero, 2020
María De Haas Matamoros

Las necesidades legislativas para fortalecer la Estrategia Nacional de Paz y Seguridad en 2020

Mucho se ha hablado últimamente sobre la efectividad de la Estrategia de Paz y Seguridad 2018-2024 diseñada por la actual administración del Presidente Andrés Manuel López Obrador. 

A partir de los datos emitidos recientemente por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública sobre los índices delictivos de 2019, que muestran un ligero incremento con respecto al año anterior, ha sido suficiente para que muchos analistas exijan resultados inmediatos a las instancias del Gabinete de Seguridad, cuando se trata de una estrategia redactada para cumplirse a lo largo del sexenio. No obstante lo anterior, las acciones de estas instituciones que representan las acciones ejecutivas para la seguridad nacional, y que tienen en el centro a la seguridad pública, operativamente son efectivas y están dando resultados.

Sin embargo, la creación de la Guardia Nacional como una institución policial que haga frente a la inseguridad, a la par del apoyo del personal militar y naval en materia de seguridad pública, constituyeron las primeras acciones legislativas requeridas para tornar asequible un México más seguro. Aún son perentorios otros cambios que requieren del apoyo del Poder Legislativo para fortalecer el marco jurídico de la seguridad en México y generar de esta forma la aplicación efectiva de la Estrategia Nacional de Paz y Seguridad 2018-2020. 

En este tenor, en las reuniones plenarias del Grupo Parlamentario de Morena en la Cámara de Diputados y en el Senado de la República llevadas a cabo los días 29, 30 y 31 de enero, el Doctor Alfonso Durazo Montaño, Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, asistió para afirmar que la estrategia de seguridad existe, pero requiere del apoyo de los legisladores para generar ajustes a la norma que aseguren un proceso de procuración de justicia más efectivo, y que refuerce los resultados operativos de la seguridad pública, especialmente los que lleva a cabo la Guardia Nacional.  Para ello, expuso comprensiblemente que la estrategia se basa en diez ejes principales de los cuales algunos son guía para realizar ajustes legislativos para el periodo de sesiones que dio inicio el 1 de febrero en el Palacio Legislativo de San Lázaro. 

El principal eje de la estrategia consiste en el combate a la corrupción, especialmente en los cuerpos policiales del orden local y estatal. Ante ello, la Guardia Nacional fue creada como una institución policial incorruptible, pero para ello, se necesita invertir en sus necesidades logísticas, administrativas y de infraestructura, como lo son los 81 cuarteles que están en construcción. De esta forma, el Secretario señaló la necesidad de optimizar las capacidades institucionales de la Guardia Nacional, para lo cual se propone modificar la Ley de Guardia Nacional, así como de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, para crear la Oficialía Mayor de este cuerpo policial de seguridad y fortalecerla administrativamente. 

En línea con lo anterior, el Doctor Alfonso Durazo añadió que en la estrategia de seguridad se le da prioridad al uso de la inteligencia sobre el uso de la fuerza, especialmente la inteligencia cibernética; razón por la cual en este periodo legislativo se presentará la iniciativa de Ley General de Ciberseguridad, para regular las facultades del Estado Mexicano en la materia, y poder combatir al crimen organizado desde el ciberespacio. Asimismo, será necesario reformar el artículo 73 constitucional para generar un Código Penal único que permita homologar los tipos penales, así como las penas privativas de libertad, las cuales varían en todas las entidades federativas.

Esta necesidad legislativa será clave para combatir de mejor manera el feminicidio, el secuestro y la extorsión, los cuales se han vuelto un gran reto para judicializar, dado que estos delitos en muchas ocasiones se cometen hasta en cuatro entidades federativas distintas; incluso hay estados que aun no han tipificado delitos como el feminicidio.

Razones como éstas obstaculizan una efectiva aplicación de la estrategia de seguridad por las instituciones del Gabinete de Seguridad: aún deteniendo a los delincuentes, no hay delito qué perseguir si no existe su tipificación en el código penal del estado en el que fue detenido; por ello la necesidad de contar con un Código Penal único. También se buscará regular los llamados “giros negros”, y la telefonía celular en chip, la cual es usada para la perpetración de los delitos de secuestro y extorsión, principalmente.

Finalmente, una reforma al artículo 18 constitucional será requerida de analizar por los legisladores, para que pueda haber mayor control con el traslado de personas privadas de su libertad, los cuales se amparan para no ser trasladados y así seguir operando actividades delictivas desde la prisión, acogidos por los grupos del crimen organizado de la región que forman parte. 

De igual forma, el Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana también puntualizó con suma relevancia la necesidad de asumir la seguridad pública como un espacio de neutralidad política; comentario inédito, porque nunca antes ha habido un esfuerzo para despolitizar la seguridad y evitar que sea una arena de pugnas políticas. 

Ante los grandes retos que enfrenta la aplicación de la Estrategia Nacional de Paz y Seguridad 2018-2024, los integrantes del Poder Legislativo requieren ser conscientes y apoyar las necesidades legislativas de todas las dependencias del Gabinete de Seguridad a lo largo del sexenio, e identificarse como actores corresponsables de la seguridad nacional, que con su loable apoyo y aprobación a los ajustes al marco jurídico de la Guardia Nacional, así como a las necesidades legislativas para asegurar una efectiva procuración de justicia, serán el refuerzo de las acciones que realiza el Poder Ejecutivo para volver a México un país más seguro.  

María De Haas Matamoros.Especialista en seguridad. Tiene estudios de posgrado en seguridad internacional, nacional e interior, y actualmente es candidata a Doctor en Administración Pública por la Universidad Anáhuac México.

Twitter: @Maria_De_Haas

contacto@mariadehaas.com

Instagram @Maria.De.Haas

www.mariadehaas.com

 

© 2021 El Soberano. Todos los derechos reservados. Sitio Diseñado y Desarrollado por XXSTUDIO