junio 12, 2021

Pluma Patriótica

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
miércoles, 12 febrero, 2020
Ley Federal para el Fomento y

Ley Federal para el Fomento y Protección del Maíz Nativo

Hace unas semanas se logró una conquista histórica al aprobarse con amplia mayoría en el Senado de la República, la iniciativa de Ley Federal para el Fomento y Protección del Maíz Nativo, presentada el 23 de abril de este año por las senadoras promoventes Ana Lilia Rivera y Jesusa Rodríguez. El 26 de septiembre se votó en la Cámara Alta y fue turnada a la Cámara de Diputados para sus efectos constitucionales.

Sin embargo, pese a tratarse de una victoria, ésta solo es parcial en tanto no se destrabe la aprobación de la iniciativa de Ley y pase para su votación en la Comisión de Desarrollo Rural y Agricultura de la Cámara de Diputados, para ello es indispensable que el diputado presidente (Eraclio Rodríguez) deje a un lado sus intereses personales o de grupo y ponga por encima su encomienda al servicio de los intereses del pueblo, sin más dilaciones ni titubeos.

Como sabemos la agroindustria tiene poderosos intereses en nuestro país y busca siempre desestabilizar las iniciativas de ley que protegen la milpa, a los campesinos más desprotegidos, la biodiversidad y en concreto a nuestros maíces nativos, por ello han hecho una campaña de desprestigio y desinformación en torno a esta ley que ha confundido a la opinión pública, de tal forma y echando mano de documentos elaborados por compañeros y compañeras de la Campaña Sin Maíz no Hay País, de la cual orgullosamente formo parte, presento a continuación una serie de argumentos apegados al texto de ley que clarifican falsas dicotomías y debates en torno a este iniciativa para aclararla en sus términos.

¿Por qué es importante que se apruebe esta iniciativa de ley?

  1. La Iniciativa no atenta contra la seguridad alimentaria del país y, muy al contrario, fomenta la producción nacional de maíz nativo justo para reducir la dependencia a las importaciones de maíz procedente de Estados Unidos. La Iniciativa no desincentiva a los maíces híbridos, simplemente otorga condiciones favorables para acrecentar nuestra riqueza biocultural presente en las variedades nativas, en riesgo de desaparecer.
  2. El objeto de esta Iniciativa no es regular los organismos genéticamente modificados (OGM). El marco legal idóneo es la Ley de Bioseguridad de los OGM (LBOGM) y aunque no es materia de esta iniciativa de ley, es verdad que el maíz nativo se encuentra en riesgo frente a la amenaza de la entrada del maíz transgénico y de los intereses de grandes empresas como Bayer/Monsanto, Syngenta y Cargill. Por esta razón, esta ley es fundamental para toda la población mexicana, pues reconoce al maíz nativo como patrimonio alimentario y cultural nacional y en ese sentido busca garantizar y fomentar, a través de todas las autoridades competentes, que todas las personas tengan acceso efectivo al consumo informado de Maíz Nativo y en Diversificación Constante, así como de sus productos derivados, en condiciones libres de OGMs y de otras técnicas de mejoramiento genético
  3. La iniciativa fomenta la protección de los maíces nativos en lo relativo a su producción, comercialización y consumo (Art. 1ro.); no implica que quieran retirarse del mercado los maíces híbridos, ni es un retroceso para el país.
  4. La Iniciativa no es restrictiva de los OGM ni de la biotecnología moderna, o de su investigación; esa materia se encuentra regulada en la LBOGM. La Iniciativa simplemente fomenta que los campesinos mexicanos más marginados por el neoliberalismo tengan acceso a semillas de maíz nativo, y los y las consumidores al consumo de maíz nativo, fomentando su cultivo en el campo, abandonado por años.
  5. México es centro de origen del maíz, guardamos la riqueza genética más importante del mundo en cuanto a este grano, es imprescindible conservar este patrimonio por un tema de seguridad alimentaria.

Como población mexicana, principal consumidora de maíz en el mundo, nos toca defenderlo de las amenazas inminentes y a los diputados y diputadas les toca representar el interés nacional en virtud de proteger las más de 60 razas de maíz en México.

¡Es indispensable que este miércoles 30 de octubre en la sesión de la Comisión de Desarrollo Rural y Agricultura nuestros representantes populares se pongan del lado correcto de la historia y voten en sus términos la Ley para el Fomento y Protección del Maíz Nativo, así como en el pleno de la Cámara de Diputados!

¡Los ojos de México están puestos en ustedes!

 

Julia Álvarez Icaza Ramírez. Abogada de la UNAM con formación en derechos humanos. Desde distintos espacios ha trabajado temas de derechos económicos, sociales y culturales. Actualmente investiga sobre justicia transicional, reparación integral del daño y justicia restaurativa.

@Jualicra

Otros textos de la autora:

-Derecho a la cultura como derecho humano

-Día nacional del maíz y de la milpa

© 2021 El Soberano. Todos los derechos reservados. Sitio Diseñado y Desarrollado por XXSTUDIO