junio 14, 2021

Pluma Patriótica

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
jueves, 13 febrero, 2020
Los puentes y el turismo

Los puentes y el turismo

En México la actividad turística es una de las actividades económicas más importantes. Según la Cuenta Satélite de Turismo en 2018, ésta actividad representó el 8.7% del PIB nacional, porcentaje que ha sido similar desde 1993, año desde el cual se tiene registro. También es importante resaltar que más del 80% del total de PIB turístico (PIBT) es generado gracias al llamado “turismo doméstico”, que es el turismo que hacen dentro del país las personas residentes de México, por ello es comprensible que al tocar la posibilidad de que se eliminen los “puentes” o “fines de semana largos” se voltee a ver dicha actividad. 

Uno de los primeros en señalar el “terrible error” en el que se caería en caso de tomarse esa medida, fue el ex presidente Felipe Calderón, pero ¿qué tan de cierto hay en eso? Según los datos oficiales del INEGI y Datatur, no mucho. La propuesta contempla tres fines de semana largos que son en los meses de febrero, marzo y noviembre, si se revisan las cifras turísticas se podrá contemplar que el mayor número de afluencia se registra en los meses de temporada alta, es decir, en los meses en donde hay vacaciones, como lo son las vacaciones de verano, las de diciembre y las de Semana Santa. También llamó la atención el comunicado emitido por personas ligadas al sector hotelero con respecto a la afectación que sufrirían en caso de que los puentes fueran eliminados, sin embargo, a simple vista la ocupación hotelera no parece estar muy ligada a los puentes. Por ejemplo: en 2018 el mes en el que menos ocupación hotelera se registró fue el mes de febrero, seguido de enero y septiembre, el mes en el que hubo mayor número de registros fue en julio, seguido de diciembre y octubre.

Por otro lado, no se debe dejar de lado el hecho de que en la mayoría de los casos los motivos de viaje de los turistas nacionales responde a más que el simple placer de viajar y conocer nuevos lugares, como lo son los motivos relacionados con la visita de familiares y con la asistencia a eventos o sitios religiosos en fechas específicas del año. Es por esto que en la posibilidad de haber alguna afectación, ésta sea en localidades específicas que ofrecen festividades o conmemoraciones que coinciden con las fechas de los fines de semana largos. 

En conclusión, si se analizan las cifras macro, se tiene que los fines de semana largos no han sido influencia determinante en la afluencia turística ni en el porcentaje  que participa en el PIB, aunque sin duda no se trata de una causalidad: hay innumerables motivos que influyen en el número de turistas y cantidad de dinero derramado. Desde 1993 el PIBT se ha mantenido en crecimiento constante, excepto, precisamente, con Felipe Calderón en 2009, que decreció alrededor de -4% y no pudo recuperarse hasta 2012, cosa que también se le puede atribuir a la crisis de 2008. Sin embargo, quienes están relacionados con la actividad turística saben que no hay de que alarmarse. Eliminar dos o tres fines de semana largos no moverá las cifras multimillonarias a las que está acostumbrado el sector.

Martha Cajigas. Maestra en Desarrollo regional por el CIAD, A.C. Se desempeña en áreas relacionadas con políticas y programas federales.

Twitter: @marthacajigas

© 2021 El Soberano. Todos los derechos reservados. Sitio Diseñado y Desarrollado por XXSTUDIO