junio 12, 2021

Pluma Patriótica

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
martes, 11 febrero, 2020
Computación y poder: software

Computación y poder: software libre

Andrés Campero nos regala en su libro Genes vs. Culturas vs. Consciencia una extraordinaria exposición de una perspectiva informada, aunque con cierto sesgo, de la mente.

No ahondaré en un tema tan complejo; sólo aprovecharé una breve definición de computadora que Andrés utiliza primero para ahondar en la idea misma y luego para explicar su relación con lo que sabemos de la mente:

Una computadora es un sistema que realiza ciertas operaciones, dadas ciertas señales de insumo, y produce algunas otras señales como resultado.

Andrés mismo reconoce que este buen punto de partida es muy general; pero sirve para explicar que lo que conocemos como computación sucede todo el tiempo. Piénsese, nos invita Andrés, en un termómetro: se toma como insumo la temperatura, y se produce la dilatación de un metal. Pero también se toma la información del insumo para medirla mediante la información de la dilatación de un material determinado (en este caso, el metal). Es decir: además de la relación energética entre materiales que termina produciendo una dilatación, existe una relación informática entre el insumo y el resultado. Es esta relación la que interesa, en su sentido más acotado, a lo que conocemos como computación.

Hoy en día existen computadoras que llevan a cabo estos procesos informáticos todo el tiempo de manera muy eficiente. Hablamos no solamente de conocer la temperatura de un espacio sino también de cálculos arquitectónicos; producción de imágenes y video vistas por millones de personas de manera simultánea; procesamientos estadísticos; administración de proyectos, y un gran etcétera. Cada vez más y más procesos humanos se realizan aprovechando las bondades de una computadora.

¿Qué significa esto en términos políticos? Una posible respuesta tiene que ver con poder: las personas que controlan estos medios informáticos pueden manejar qué se produce con determinados insumos; y en la medida en que más procesos humanos son realizados mediante esta computación más poder tienen quienes controlan los medios.

La tendencia ha sido, hasta ahora, hacia la acumulación. Lo que conocemos como software privativo es el sistema computacional que no revela, sino sólo a los dueños y dueñas de dicho sistema, cómo se procesa la relación informática entre insumos y resultados. La gente que los usa obtiene ciertos productos, pero no tiene manera de saber si lo que recibe es todo lo que se produce, o incluso si los datos que se obtuvieron como insumos fueron adquiridos de manera legítima. En resumidas cuentas, el software privativo es siempre malware en potencia, en el sentido de que nunca podemos saber si está haciendo sólo lo que queremos que haga, o realmente hace mucho más de lo que nos gustaría que hiciera, como vender nuestros datos personales; poner a disposición de terceros información sensible; compartir hábitos y preferencias de consumo; registrar conversaciones privadas; acceder a expedientes médicos, y un largo etcétera.

El software privativo es, pues, una nueva acumulación de poder que se vuelve más relevante conforme las computadoras se vuelven más comunes. Cualquier voluntad política que tienda a la libertad real del pueblo deberá, por tanto, incluir este tema como parte de su agenda, y democratizar los medios digitales. Para ello, existe el software libre1, que es el sistema que: 0) permite ejecutar el software; 1) cambiarlo; 2) redistribuirlo, y 3) mejorarlo y publicarlo, libremente. Sólo este tipo de sistema garantiza que nuestras computadoras hagan lo que queremos y sólo lo que queremos.

Nota
1 Se usa la definición de la Free Software Foundation.

Mercurio Cadena. Abogado administrativista especializado en administración de proyectos públicos.

@hache_g

Otros textos del autor:
-El pueblo moderno
-Cooperativismo para un mundo digno

© 2021 El Soberano. Todos los derechos reservados. Sitio Diseñado y Desarrollado por XXSTUDIO