Nueva agenda urbana para una normalidad en Transformación

compartir

Nueva agenda urbana para una normalidad en Transformación

Por Lizbeth Gutierrez Obeso | viernes, 31 de julio del 2020.

En sólo dos años México ha construido una Transformación política a la que se incorpora una nueva normalidad producto del COVID-19. Con ambos elementos a cuestas, la Nueva Agenda Urbana cobra relevancia en la planificación y adaptación de las ciudades; es una guía para orientar los esfuerzos en materia del desarrollo de las metrópolis para una amplia gama de actores: estados, líderes urbanos y regionales, donantes, programas de las Naciones Unidas, academia, la sociedad civil, entre otros, durante los próximos 20 años.

En la Nueva Agenda Urbana, se hace referencia a las características de los espacios verdes en las ciudades para que sean considerados como tales. En su conocimiento, es posible reflexionar sobre lo que el neoliberalismo dejó de hacer para el desarrollo de las urbes, sus habitantes e instituciones.

Uno de los aspectos a resaltar por parte de la Agenda Urbana es que los espacios públicos verdes tienen un impacto positivo en la salud y el bienestar, y proporcionan servicios de ecosistemas que abarcan la mitigación y la adaptación del cambio climático para contribuir con al mejor manejo del agua y la seguridad alimentaria.

Adicionalmente, la creación de este tipo de áreas, conectadas, accesibles y bien equipadas, es factor del desarrollo económico y social e incrementa el valor para inversiones e ingresos públicos hacia una mejor igualdad.

Sumado a lo anterior, la provisión de una red bien conectada de espacios públicos abiertos y verdes en las áreas urbanas centrales y periféricas facilita la vinculación y el acceso al entorno natural. Puede mejorar la salud pública y contribuir a la calidad de vida y al bienestar de todas las personas. A través de mayor esparcimiento y actividades físicas, se protege y se mejora el ecosistema urbano y se mitigan los riesgos del cambio climático, tales como la isla de calor urbana, entre otros.

En resumen, frente a los momentos de cambio, de Transformación y nueva normalidad, lo ideal es reivindicar la función de los espacios públicos verdes como fuente de empleos, salud, esparcimiento, mitigación y adaptación del cambio climático, entre otras virtudes.

Por Lizbeth Gutierrez Obeso | viernes, 31 de julio del 2020.

Lizbeth Gutierrez Obeso

Lizbeth Gutiérrez Obeso es maestra en Derecho Constitucional y Gobernabilidad por la UANL y secretaria de la Mujer en el Partido Verde Sonora donde construye una 4T sustantiva.

Ver todas sus columnas

Comentarios