Pluma Patriótica

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Irving Alcázar Sánchez

OpiniónChinaca: ¿Con qué cara? Carta a los moralmente derrotados

A poco más de 15 meses de formalmente iniciada la Cuarta Transformación en México, el gobierno, lo que algunos llaman el oficialismo, aún no tiene oposición política. Los partidos tradicionales siguen en su efervescencia sin poder aceptar que perdieron, que ya no son gobierno y que no saben ser oposición.

Gritan como pregoneros ante los problemas que enfrenta México exigiendo que se solucionen los problemas que ellos mismos generaron como si el país que nos heredaron se tratara de Noruega, Suiza o Finlandia. Pero no: estamos en México, un país hermoso que está en reparación.

¿Con qué cara? Le digo yo al PRI el que nos gobernó durante más de ochenta años. Siendo un poco justos la verdad es que el PRI es toda una institución política. Son el partido político con más historia de México y a mi parecer tienen las mejores bases en casi todos los municipios del país. El México que hoy tenemos sería muy diferente de no haber existido y esto no solo es positivo, ya que su excesiva corrupción a lo largo de toda su historia fue lo que contribuyó a su debacle y también a la estigmatización de los políticos en nuestro país. Así es que: ¿con qué cara? Le digo yo al PRI.

¿Con qué cara, Partido Acción Nacional? El partido sin rumbo, sin brújula y sin líder. El partido que representa a la derecha y con el que inició la violencia en nuestro país. El partido que nos robó la esperanza en el 2000 y que resultó ser peor que sus antecesores en todos los rubros. La verdad es que al PAN no hay algo que se me ocurra agradecerle. Si lo ponemos en una balanza, los 12 años del “panato” fueron más miserables que un solo sexenio de cualquier presidente priísta. Tan perdidos están hoy que buscan colgarse de cualquier exigencia legítima de la gente para sacar raja política son llamados miserables. ¿Qué tan mal está el PAN que hasta el PRI se ve bien? ¿Con qué cara?

¿Con qué cara, Movimiento Ciudadano? Acá el nuevo PAN, la doble moral hecha partido, exigiendo más transparencia en el Congreso Federal y haciendo madruguetes en el Congreso Jalisciense donde no está de más decirlo, tienen una holgada mayoría. Movimiento Ciudadano, sí, el que se opuso fervientemente a la aprobación de la Guardia Nacional argumentando que los ciudadanos iban a ser objeto de represión por ser de “corte militar” y que meses después reprimió estudiantes brutalmente con la Policía Estatal Civil de Jalisco. ¿Con qué cara, Dante Delgado?

¿Con qué cara? En otro momento hubiera sido importante preguntarle pero hoy dado a su irrelevancia lo único que se me ocurre reprochar es el haber hecho campaña con el PAN en 2018, el partido que en el 2006 les robó la elección en sus narices y en la de todos. ¿Con qué cara? Le digo a los remanentes del PRD.

¿Con qué cara? Ahora que Felipe Calderón consiguió todos los requisitos para formar su partido político, yo me pregunto: ¿Con qué cara? Es una situación que sencillamente no puede causar otra cosa más que indigestión, escozor, un sentimiento vomitivo y repulsión. Felipe Calderón es un personaje oscuro que nunca en su vida ha ganado nada a la buena: sólo es cuestión de echarle una miradita a los fatídicos comicios de 2006 y que gracias a eso muchos de los males que hoy padecemos comenzaron. Felipe Calderón el que no se cansaba de decir que AMLO estaba enfermo de poder ahora usa a su esposa como títere para poder reelegirse o por lo menos para seguir viviendo del erario. A los Maza Fecal les digo: ¿Con qué cara? Dese cuenta, Margarita.

Por primera vez en México hay gobierno pero también por primera vez en México no hay oposición política, lo que hay es una reacción que no ha dejado de serlo y que parece no va a dejar de serlo en mucho tiempo. No tienen agenda, no tienen propuestas, no tienen independencia, sus actos son respuesta a los actos del gobierno. Hasta ahora la única oposición legítima al gobierno han sido las feministas que luchan y exigen vivir en un país seguro y que han logrado acaparar los ojos de todo México con sus necesarias manifestaciones. 

¿Y Morena? Bueno, Morena parece haber salido ya de la espiral de conflictos internos en los que duró mucho tiempo estancado. Ahora es necesario que salga de su zona de confort para poder dar resultados más rápidamente porque es necesario que lo haga.

A los conservadores les digo: disculpen las molestias que les pudiéramos ocasionar, pero estamos reconstruyendo a México. Tratamos de hacer historia y será sin y a pesar de ustedes.

 

Irving Alcázar Sánchez. Integrante de Chinacos Manzanillo. Estudiante de la Licenciatura de Comercio Exterior en la Universidad de Colima. Comprometido con la transformación social y política de México.

Twitter: @uyotrogei

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp

Relacionado