Pluma Patriótica

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Osito “B” y la otra pandemia

Osito “B” y la otra pandemia

De acuerdo con un estudio de la World Obesity Federation se concluyó que la letalidad del virus covid-19 puede ser hasta diez veces mayor en aquellos países en donde más del 50% de la población adulta tiene sobrepeso (índice de masa corporal mayor a 25). En el caso de México, de acuerdo con la ENSANUT, aproximadamente 64.9% de la población adulta padece sobrepeso y casi 29% se encuentra en índices mayores a 30 (obesidad). 

Covid-19 ha cobrado 2.6 millones de vidas en poco más de un año y aproximadamente 2.2 millones de fallecimientos han ocurrido en países con alto nivel de sobrepeso. En este mismo sentido, de acuerdo con datos publicados por The Guardian el 70% de los pacientes que ingresaron a la unidad de cuidados intensivos tenían sobrepeso; en Estados Unidos, el indicador sube a 88%. 

El estudio concluye con una advertencia: “Covid-19 es sólo la última infección agravada por problemas de peso, pero las señales están ahí y son inequívocas. Desde 1975, la población obesa se ha triplicado en todo el planeta.”
Por si fuera poco, de acuerdo con la investigación Actions & Interventions for Weight Loss, México ha sido el país con el mayor aumento promedio de peso corporal (8.5 kg vs 6.1 del promedio mundial) durante la pandemia, pese a que el 50% manifestó aumentar el ejercicio y el 31% indicó que redujo su ingesta de alimentos diarios. 

En octubre del año pasado, entró en vigor el etiquetado claro de alimentos y bebidas con el objetivo de alertar a los consumidores sobre el exceso de sal, exceso de azúcar, exceso de grasas y exceso de calorías, cuatro componentes fundamentales que contribuyen a la mala alimentación. De manera complementaria, para el próximo 1 de abril, los productos que contengan uno o más sellos de advertencia tendrán que suprimir la imagen de personajes animados como el Osito “B”, Tigre “T”, Pancho “P”, Melvin, Chester “C”, entre otros integrantes del Cartel de la Chatarra. 

Como bien señaló María José Alonso en su entrega para este mismo espacio titulada El osito Bimbo liderando la encuesta interna del PAN, ante la incapacidad de la reacción de articular un proyecto opositor le asignaron un valor de resistencia a las políticas “autoritarias” del gobierno en turno. ¡Ridículo!

Los responsables de la (otra) pandemia ahora festejan que el Osito “B” aparezca en servilletas cuando lo que se busca es que la niñez no genere vínculos emocionales con productos dañinos. Cada publicación nostálgica por la desaparición de estos personajes es un punto más a favor de la NOM-051.  

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp

Relacionado