Pluma Patriótica

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
IMG-20211005-WA0019

Movimiento Ciudadano y la paridad a modo en San Pedro Tlaquepaque

En noviembre de 2020, más de 36 colectivas impugnaron los lineamientos de paridad que emitió el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana del Estado de Jalisco, por considerar que no existía un piso parejo para que las mujeres participaran en condiciones de igualdad en los 5 municipios más poblados de la entidad. Al ver esto, mujeres de todos los partidos conformamos una colectiva llamada “Las paritaristas” para impugnar en las tres instancias dichos lineamientos con el objetivo de que en el bloque donde se encontraban los 5 municipios más poblados se otorgaran por lo menos dos candidaturas a mujeres. En ese entonces, perdimos los procesos de impugnación y además el partido en el poder, Movimiento Ciudadano, utilizó todas las artimañas necesarias para que los lineamientos permanecieran intactos. Al registrarse las candidaturas, ellos solo presentaron una mujer como candidata en uno de los cinco municipios; ella contendió por la alcaldía de San Pedro Tlaquepaque, gobernada durante los últimos 6 años por otra mujer, también de Movimiento Ciudadano.

Empezaron las campañas y, como hemos señalado en muchas ocasiones, fue una elección de Estado, en la que se repartieron “apoyos” —tinacos, paneles solares y cualquier otro insumo— a cambio de votos, aunados a la campaña de miedo contra Morena —que orquestó Movimiento Ciudadano— y que fue reforzada con la campaña nacional de la alianza Va por México, lo que tuvo como resultado el triunfo abrumante de dicho partido en la mayoría de municipios de Jalisco.

El 6 de junio, en medio de muchas irregularidades, todo indicaba que por menos del 2% de la votación se favorecía Citlali Amaya, la candidata de Movimiento Ciudadano a la alcaldía de San Pedro Tlaquepaque. Por menos de 3 mil votos en uno de los municipios más poblados le arrebataba el triunfo a Alberto Maldonado candidato de Morena. Las irregularidades en casillas, los apoyos en especie y la sarta de corruptelas de los emecistas se señalaron, pero la que más llamaba la atención era un video que circuló —durante la veda electoral— en redes sociales oficiales del cardenal emérito Juan Sandoval Iñiguez, donde invita a no votar por “los comunistas”, los de “la ideología de género” y que “nos van a dejar como Venezuela”. Quienes no son de Jalisco probablemente no podrán entender el arraigo cultural que tiene el cardenal en Tlaquepaque, ya que no solo es originario de ahí sino que desde hace muchos años habita en el municipio y —por supuesto— apoya a las y los políticos que cree pertinentes, como en su momento lo hizo con varias candidaturas del PAN.

Alberto Maldonado, candidato de la Cuarta Transformación, impugnó en las tres instancias la elección de Tlaquepaque y el pasado viernes por la noche , n un hecho histórico, la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación anuló la elección de San Pedro Tlaquepaque, justo porque el cardenal violó lo que estipula nuestro artículo 134 constitucional, que indica claramente que los ministros de culto no podrán realizar actos de proselitismo debido a la separación de la Iglesia y el Estado. En dicha sesión, el Magistrado presidente aclaró que la anulación da la elección no tenía que ver con el género de los candidatos sino con la violación constitucional que ponía en riesgo la veracidad de la elección. La sentencia indicaba que el Congreso de Jalisco —con mayoría aplastante de emecistas— definiría la convocatoria para dicha elección y que no podía violar los derechos político-electorales de ninguna ni ninguno de los ciudadanos. Este lunes en otro acto de corrupción de la bancada de Movimiento Ciudadano emitió una convocatoria para la elección de Tlaquepaque que raya en la completa ilegalidad.

La convocatoria está dirigida exclusiva para mujeres, lo que en teoría impediría participar al candidato de Morena que impugnó y ganó la impugnación para que se anulara la elección del 6 de junio.

Todas las “feministas” de Movimiento Ciudadano que en ningún momento se pensionaron a favor de la paridad en la elección ordinaria salieron en la defensa de Citlali Amaya y de la convocatoria corrupta e ilegal que emitieron sus diputados, diciendo que ahora era tiempo de las mujeres y que solo así se garantizaría que una mujer ocupara una alcaldía en uno de los municipios más poblados de Jalisco. Una vez más se apropiaron de la lucha de las mujeres —a modo— para simular que su candidata está siendo violentada por su género cuando, quienes hemos defendido la paridad en el estado, sabemos que ella ya fue posicionada durante la campaña, fue votada y que si lograsen hacer una elección de solo mujeres para cualquier otro partido posicionar una candidata en una elección extraordinaria sería virtualmente imposible.

Moraleja: Movimiento ciudadano jamás dará una lucha por una causa si o están de por miedo sus intereses personales, económicos y políticos.

Se tendrá que dar la batalla en los tribunales para que, en esta elección extraordinaria, la convocatoria sea en cumplimiento a lo establecido en el Código Electoral y la Constitución Política de las Estados Unidos Mexicanos.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp

Relacionado