Pueblo, Patria y Corazón

compartir

Pueblo, Patria y Corazón

Por Andrés Páez | jueves, 17 de septiembre del 2020.

Todas y todos los compañeros de este gran movimiento somos de primera. Mujeres y hombres libres que creemos en un gobierno del y para el Pueblo. Pueblo organizado que entendió que solamente mediante el ejercicio de nuestro legítimo derecho al voto y una activa militancia política podríamos cambiar de rumbo a nuestro país y caminar hacia una —verdadera, auténtica y sin simulaciones— transición democrática. Eso es la Cuarta Transformación: un proceso histórico, político, social y cultural que tendrá efectos en la manera de entender la política y la vida pública mediante una profunda revolución de las conciencias.

Dicho proceso no será fácil. Probablemente nos lleve más de un sexenio y sea el compañero Presidente López Obrador quien siente las bases de este gran proyecto que habrá de continuar. Ningún cambio de régimen, por más democrático y plural que sea, es sencillo; menos cuando pretende entregarle Patria al olvidado y empoderar a quien durante años estuvo en segundo plano o cuando pretende poner por el bien de todos primero a los pobres. 

Empiezo así mi texto de hoy porque parece ser que hay quienes no entienden estos enunciados sobre el profundo proceso de transformación que vive nuestro país. La estrategia política disfrazada de paridad —que debe integrarse en la totalidad del órgano del CEN y no exclusivamente en la Secretaría General y la Presidencia— para dilatar el proceso electoral de nuestra dirigencia, limita a nuestro de por sí inoperante —durante los dos últimos años— partido. No podemos olvidar que somos el partido del Pueblo y que a él nos debemos. El proceso de renovación de la dirigencia debe dotar de total legitimidad a aquellos compañeros que habrán de dirigir la batalla rumbo a la revocación y al 2021. Los tiempos históricos y la altura del Presidente nos lo demandan. Debemos ser absolutamente responsables y apelar a la unidad, no a fórmulas o planillas. 

Entendamos nuestra militancia como una sola, que se construye alrededor de un proyecto común que trasciende cualquier aspiración individual. No somos el PRD. Somos el Movimiento de Regeneración Nacional, un partido que logró la mayor votación en la historia de México y que tiene el mandato de transformar las distintas realidades que existen. El partido más grande de América Latina y uno de los fenómenos políticos más interesantes en la historia. Asumámonos como parte de ello, entendiendo la responsabilidad que esto implica. 

El militante es quien quiere cambiar al mundo con su ejemplo. Aquella persona que defiende, analiza, y apoya una visión de mundo compartida. Seamos militantes. Militemos juntos por la Cuarta Transformación y con el mandato democrático que todas y todos tenemos de atender a los más olvidados, para ello necesitamos reactivar el partido. También necesitamos liderazgo y órden en el mismo. Necesitamos un Secretario General activo y proactivo que sea capaz de articular acuerdos y poner a trabajar los 2458 Comités Municipales de Morena. Ese hombre, se llama desde mi opinión, Antonio Attolini Murra: un militante que se entiende y se asume como parte de un proyecto más grande que él. Un militante no solamente brillante e inteligente, si no con un gran corazón. 

Con mucha Patria, Pueblo y corazón.

Compañeras y compañeros: No tenemos derecho a fallar. Vayamos en unidad. Los tiempos así lo demandan.
 

Por Andrés Páez | jueves, 17 de septiembre del 2020.

Andrés Páez

Andrés Páez Díaz Infante. Estudiante de Relaciones Internacionales en la Universidad Iberoamericana. Militante de la Cuarta Transformación. Convencido de que por el bien de todos primero deben ir lxs pobres.

Ver todas sus columnas

Comentarios