Pluma Patriótica

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
WhatsApp Image 2023-01-24 at 18.19.30

¿Quién es Genaro García Luna?

Abro esta columna con esta pregunta porque aquí le voy a describir quién es este siniestro personaje y por qué a las nuevas generaciones se les debe describir el tipo de políticos tuvimos —para que jamás volvamos a tener un “narcofuncionario”—. Genaro García Luna nació en la Ciudad de México un 10 de julio de 1968, se graduó de la Universidad Autónoma Metropolitana en 1994 como ingeniero mecánico (cédula número 2048572), por eso nos preguntamos: ¿cómo un ingeniero mecánico llegó a ser un “súper policía” en el sexenio de Felipe Calderón? Bueno, en sus inicios, García Luna creció en la colonia Romero Rubio, muy cerca de la expenitenciaria de Lecumberri. Su familia migró de Michoacán a la capital del país en los años sesenta. Él apenas tenía 12 años cuando agentes mexicanos lo reclutaron como “oreja” en las calles de la Venustiano Carranza. Entre robos, violencia y carencia, Genaro —apodado “El Maldito”— se fue acercando al poder. Así lo cuenta el periodista Francisco Cruz en el libro El señor de la muerte.

Aquí también le traemos el currículum de García Luna, que ya es público y se puede consultar en el portal de transparencia. Sus inicios en el gobierno datan de 1989, cuando fue reclutado como agente investigador del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN), en el área de Inteligencia de la Secretaría de Gobernación.

Durante sus primeros años en el CISEN, el ingeniero se encargó de monitorear la actividad de los grupos guerrilleros activos en México y después se especializó en el combate a bandas de secuestradores.

En 1999, durante el sexenio de Ernesto Zedillo, García Luna se incorporó a la hoy extinta Policía Federal Preventiva (PFP). Un año más tarde, fue nombrado Coordinador de Inteligencia para la Prevención de la PFP.

Del 1 de septiembre de 2001 hasta el 30 de noviembre del 2006, cuando el presidente Vicente Fox ordenó la creación de la Agencia Federal de Investigación (AFI), se designó a Genaro García Luna como su titular.

En 2005, fue presunto responsable del montaje de la captura de la ciudadana francesa Florence Cassez, acusada de secuestro. Este hecho fue considerado como el primer incidente de alcance internacional que opacó la imagen de Genaro García Luna.

Durante el oscuro sexenio de Felipe Calderón Hinojosa, Genaro García Luna fue titular de la Secretaría de Seguridad Pública Federal.

Aquí inicia lo más interesante de este personaje fúnebre, cuando le cambian su apodo de “maldito” a la “metralleta” porque tartamudeaba demasiado al hablar; por eso casi no daba declaraciones, era un trauma para él. Recordemos el  “Pacto sobre la cobertura de la violencia del narco” impulsado por Calderón y firmado el 24 de marzo de 2011, lo retomo como fue publicado en La Jornada:

“Una treintena de medios de comunicación convocados por Televisa y Televisión Azteca firmarán hoy un acuerdo para “no difundir información que ponga en riesgo la viabilidad de los operativos contra el crimen organizado”, dimensionar adecuadamente la información, evitar convertirse en voceros involuntarios del narcotráfico y no entrevistar delincuentes.
De acuerdo con el proyecto, los participantes también se obligan a aplicar criterios editoriales para dejar en claro que la violencia es producto de los criminales, quienes han propagado el terror y amenazan en algunos lugares del país las libertades fundamentales de la sociedad.
Además, se manifestarán en favor de limitar la difusión de imágenes y fotografías de violencia y terrorismo, de impedir que los delincuentes o presuntos delincuentes se conviertan en víctimas o héroes públicos, y de omitir o desechar información que provenga del crimen organizado con propósitos propagandísticos, al tiempo de abstenerse de entrevistar a miembros de las organizaciones del crimen cuando exista sentencia condenatoria en su contra”.

Es por eso, mi querido y amable lector, que no debemos tener memoria selectiva y tendremos que hablar cuántas veces se pueda del pasado para jamás volver a tener un funcionario como Genaro García Luna. Su juicio inició el lunes 23 de enero de 2023 y se espera que sea encontrado culpable y obtenga una condena de 20 años a cadena perpetua. Retomé la historia del famoso “Pacto sobre la cobertura de la violencia del narco”, porque los conservadores de memoria selectiva hoy magnifican las “ masacres” cuando hace apenas 17 años tuvimos un país bañado en sangre pero, gracias a ese pacto, nunca sabremos si tenemos las cifras exactas… todo eso fue ideado desde lo obscuro del poder de la mano de García Luna. Hoy, solo nos queda esperar a que todas las familias que fueron víctimas de esa “guerra contra el narco” —impulsada por Calderón, manejada por García Luna y financiada por un cártel— obtengan justicia en el juicio de García Luna.

¡No se deje engañar!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp

Relacionado