Pluma Patriótica

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Jorge Barrientos Vivas

Recordando a Hipatia

Astrónoma, filósofa, matemática, mecánica, maestra de Orestes prefecto de Egipto, mejoró los diseños de primitivos astrolabios. Nacida alrededor del 360 de nuestra era, Hipatia de Alejandría es un ejemplo de que las mujeres a través de la historia han demostrado que nada tienen qué envidiar a los hombres y que los hombres mucho temen de la potencia creativa de la mujer.

Si bien Hipatia ha sido famosa en varias ramas de la ciencia es más recordada por su martirización a manos de cristianos enviados por Cirilo el patriarca cristiano de Alejandría –quien por cierto terminó siendo santo–, y es que si bien Hipatia en sus tiempos era reconocida por su fidelidad al paganismo, al menos en Alejandría el ser pagano y no estar imbuido en el mundo del cristianismo no era nada extraño entre sus ciudadanos, maestros y líderes de aquella región, por lo que su muerte salvaje (Carl Sagan en “Cosmos” escribió que después de romper su vestido fue arrastrada por toda la ciudad para luego ser desollada viva con conchas marinas a modo de navajas) a manos de fanáticos religiosos responde única y exclusivamente a su condición de mujer pues si bien los cristianos la acusaban de ser ella una mala influencia en su ex alumno Orestes y ser causante de la discordia entre este y Cirilo, lo cierto es que eran muchos más hombres los que se inclinaban por hacer a un lado el cristianismo en Alejandría. Vaya usted a saber cuántos hombres estuvieron detrás de la conspiración palaciega que llevó a Cirilo a tomar la decisión de tan tremendo crimen y que como modernos conjuradores usan a la mujer para golpear al poder en turno.

Sobre ella escribió Sócrates Escolástico o de Constantinopla: “Había una mujer en Alejandría que se llamaba Hipatia, hija del filósofo Teón, que logró tales conocimientos en literatura y ciencia, que sobrepasó en mucho a todos los filósofos de su propio tiempo. Habiendo sucedido a la escuela de Platón y Plotino, explicaba los principios de la filosofía a sus oyentes, muchos de los cuales venían de lejos para recibir su instrucción”.

Con motivo del día de la mujer vale la pena recordar a Hipatia junto con su trabajo pero también su martirio pues este año es el martirio de miles de mujeres lo que más significado ha tenido en las marchas que se han llevado en todo el mundo. Mujeres valiosas todas y que como Hipatia han sido mancilladas por el solo hecho de ser mujer. Esperemos lleguen momentos para la mujer en los que cada una de ellas sean recordadas por su grandeza y no por su martirio.

Y a los extraterrestres: primero investiguen, después opinan. 

 

Jorge Barrientos Vivas. Analista político. Convencido de que la frase “Por el bien de todos, primero los pobres” no es slogan político sino consejo práctico.

Twitter: @jorgebarrivivas

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp

Relacionado