junio 12, 2021

Pluma Patriótica

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
jueves, 5 marzo, 2020

Sobre salario mínimo, precariedad laboral y pobreza

En días recientes ha circulado la idea de que un mayor número de trabajadores gana el salario mínimo y que esto implica que los trabajadores están en peores condiciones. Algunos encabezados en medios de comunicación incluso mencionan que “un mayor número trabajadores perciben menos ingresos”. Sin embargo esto es una mala interpretación de la información.

Evidentemente un mayor número de trabajadores gana hasta un salario mínimo porque este valor es mucho más elevado, es decir, conforme el rango se amplía, una mayor cantidad de personas entra en esa categoría. Por ejemplo, si una persona ganaba 88.36 pesos en 2018 y ahora gana 123 pesos, estará ahora mucho mejor que hace dos años, pero, seguirá en la categoría de trabajadores que ganan 1 salario mínimo. De igual manera, los trabajadores que ganaban 100 pesos en 2018 se ubicaban en el rango de 1 a 2 salario mínimos; si en 2020 ganan 123 pesos estarán mejor en términos monetarios, pues su ingreso se incrementó pero también bajarían al rango de hasta 1 salario mínimo.

La realidad es que el salario promedio real de los trabajadores ha aumentado. De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), se registró un incremento de 7.6% en la Zona Libre de la Frontera Norte (ZLFN) y de 6.2% en el resto del país en el ingreso promedio entre el cuarto trimestre de 2018 y el cuarto de 2019. Con los datos del IMSS el resultado es en el mismo sentido: 9.9% en la ZLFN y 3.1% en el resto del país.

Algo similar ocurre con el indicador de condiciones críticas de ocupación que calcula el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). Este indicador busca medir qué tan precaria es la situación del empleo. Sin embargo, al utilizar rangos de salario mínimo en vez de su ingreso puede resultar engañoso si su interpretación no es la correcta. De 2018 a 2019 se incrementó el número de personas en condiciones críticas, pero su ingreso se incrementó alrededor de 17.8% en promedio. Es decir, este grupo de personas gana más (ver gráfica).

La clave para una correcta interpretación es considerar que dos de los componentes de la definición de condiciones críticas están ligados al rango de salarios mínimos y no a su ingreso. El primero mide el número de trabajadores que trabaja más de 35 horas y gana hasta un salario mínimo, y el segundo a los trabajadores que trabajan más de 48 horas y ganan entre 1 y 2 salarios mínimos. Usando datos de la ENOE se puede calcular el ingreso de los trabajadores que estaban en estas situaciones en 2018 y en 2019. A pesar de seguir en la misma condición crítica, el ingreso de esos trabajadores se incrementó 12.8% en términos reales para el primer caso. En el caso de los trabajadores en la segunda condición, su ingreso se incrementó en 9.3%.

El análisis erróneo en algunos medios de comunicación contrasta con que el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) anunció que la pobreza laboral se redujo de 39.8 a 37.3% de la población entre el cuarto trimestre de 2018 y el cuarto trimestre de 2019. Esto implica que 2.64 millones de mexicanos dejaron de estar en pobreza laboral exclusivamente por el aumento del ingreso laboral de su hogar.

Ante el alza sustancial que los salarios mínimos han tenido en los últimos años –mismo que continuará de manera gradual y consensuada– es recomendable realizar un análisis de las condiciones de vida de los trabajadores viendo más allá de clasificaciones que se centran en múltiplos del salario mínimo. En su lugar, se recomienda centrar la discusión alrededor del monto del ingreso laboral y su recuperación.

 

Luis Felipe Munguía Corella. Economista por la Unison, Maestro en Economía por el COLMEX y  Doctor en Economía por la Universidad de California. Está especializado en salarios mínimos, política laboral y desigualdad. Ha escrito varias publicaciones sobre el análisis económico en políticas públicas con énfasis en salario mínimo y discriminación laboral. Actualmente, es Secretario del Consejo de Representantes y Director Técnico de la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (CONASAMI).

Twitter: @luisfmunguia

 

© 2021 El Soberano. Todos los derechos reservados. Sitio Diseñado y Desarrollado por XXSTUDIO